El presidente de la Comisión de Recursos Hídricos, Daniel Núñez, valoró el respaldo entregado por la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) al proyecto de ley que busca rebajar las cuentas del agua.

Durante la primera audiencia para tramitar la moción, el director del organismo regulador, Ronaldo Bruna, destacó la iniciativa del diputado Núñez, porque la legislación que regula al sector no ha variado desde 1988, pese a la celeridad que imponen los negocios.

El director de la SIIS relevó que el actual desajuste normativo no se hace cargo de la maximación de beneficios que obtienen las sanitarias, reposición de infraestructura y cuidado y gestión de los recursos hídricos.

Para el diputado Núñez, el respaldo a la iniciativa de parte de la SISS refuerza la necesidad de reformar el actual sistema regulatorio.

“Es clarificador la opinión del director de la SISS de que desde 1988 no se hacen cambios a la legislación, en circunstancias de que los negocios de las empresas se han dinamizado. Llegó la hora de normar los negocios no regulados y hacer que los beneficios lleguen también a los clientes mediante un descuento en las tarifas”, recalcó el presidente de la comisión de Recursos Hídricos.

El proyecto de autoría del diputado Núñez se financia con el 50% de las utilidades que obtienen las sanitarias de los servicios no regulados o negocios extras. Algunas de las actividades suplementarias de las empresas son la venta de aguas tratadas a las mineras o la asesoría Comités de Agua Potable Rural (APR).

 

image_pdfimage_print