El diputado del PC, Daniel Núñez, manifestó su preocupación por un proyecto inmobiliario de parcelas de agrado que se pretende instalar en los alrededores de los humedales costeros de Tongoy, lo que podría perjudicar el ecosistema y limitar el acceso público al sector.

La iniciativa “Mesetas de Playa Grande”, perteneciente a la empresa inmobiliaria JG Puerto Velero, contempla la construcción de 78 parcelas de 5 mil metros cuadrados cada una en una extensión de 120 hectáreas.

“Quiero manifestar mi preocupación, porque hoy día tenemos un proyecto inmobiliario de la empresa Puerto Velero, que se está desarrollando en esta misma zona y que puede poner en riesgo el equilibrio de un ecosistema muy frágil, como es el de los humedales, y también puede limitar el acceso público”, destacó.

El parlamentario explicó que los humedales costeros albergan una importante biodiversidad y constituyen el hábitat de numerosas especies de animales y plantas, muchas de las cuales hoy se encuentran amenazadas o al borde de la extinción como consecuencia de la destrucción de sus hábitats y la explotación irracional a la que se ven sometidas.

“Estos humedales tienen una gran biodiversidad, hay una gran vida animal, de especies vegetales y también son una barrera natural para el impacto que pueda tener un tsunami, como el que nos afectó hace un año. Por lo tanto, es fundamental que los podamos proteger, que los podamos cuidar”, enfatizó.

Para preservar estos ecosistemas de Tongoy, Núñez ingresó ante la Cámara de Diputados un proyecto de acuerdo en el que solicita a la Presidenta Michelle Bachelet declarar como Reserva Nacional y sitio RAMSAR, incluidas las dunas, el espejo de agua de los humedales Salinas Chicas o Quebrada el Almendral; Salinas Grandes; Quebrada de Pachingo; y Estero Tongoy.

“Queremos que se declare esta zona de los humedales de la Playa Grande de Tongoy como reserva nacional y que de esa manera podamos cuidar el patrimonio natural que tenemos ahí y que también el acceso sea público y para todos los chilenos, para la gente de la comunidad y también nos visitan en los veranos como turistas”, detalló.

El proyecto de acuerdo también contempla que el plan de manejo de dicha Reserva Nacional y sitio RAMSAR sea elaborado en forma participativa con la comunidad de Tongoy. Asimismo, se busca modificar, incorporar y crear diversos cuerpos legales a fin de proteger y conservar los Humedales Urbanos y Periurbanos del país.

La Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, llamada la Convención de Ramsar, es el tratado intergubernamental que ofrece el marco para la conservación y el uso racional de los humedales y sus recursos.

La Convención se adoptó en la ciudad iraní de Ramsar en 1971 y entró en vigor en 1975. Desde entonces, casi el 90% de los Estados miembros de las Naciones Un