En el marco del mes de los Derechos Humanos, el diputado Hugo Gutiérrez presentó dos mociones que buscan terminar con resabios legales que permanecen desde la dictadura. Uno de ellos es el que deroga el Decreto Supremo nº 1086 sobre Reuniones Públicas; mientras que el otro declara la nulidad de las sentencias de los Consejos de Guerra con motivo y ocasión del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

El diputado representante de la región de Tarapacá, Hugo Gutiérrez, ingresó este miércoles 14 de septiembre dos mociones que apuntan a terminar con disposiciones legales que han regido desde la dictadura, sin cambio alguno hasta el día de hoy.

Por un lado se encuentra el proyecto que pretende la derogación del Decreto Supremo Nº 1086 del 16 de septiembre del año 1983, emanado por el Ministerio del Interior, sobre Reuniones Públicas.

Según detallara el diputado Gutiérrez, “el derecho a reunión está regulado por un decreto de la dictadura militar. Es un decreto que señala que cada vez que alguien quiere reunirse en Chile, tiene que pedir autorización a la autoridad correspondiente. Eso no está ni siquiera en correspondencia con la Constitución Política que señala que el derecho a reunión se puede ejercer sin autorización de la autoridad. En consecuencia, tras tantos años que han pasado y nadie había reparado en que había un Decreto Supremo que regulaba el derecho a reunión y que eso ya de una vez por todas hay que terminarlo”.

En cuanto al segundo proyecto, que declara la nulidad de las sentencias de los Consejos de Guerra con motivo y ocasión del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 y de los hechos que se produjeron a continuación de éste, el diputado Gutiérrez sostuvo que la Corte Interamericana de Derechos Humanos ha obligado al Estado chileno a revisar los fallos dictados por dichos consejos, dictados durante la dictadura militar, cuyos fallos terminaron en muchos casos en sentencias de muerte a cientos de chilenos.

“Es el momento de que ese fallo de la Corte Interamericana se haga realidad, por eso presento este proyecto de ley que lo que hace es cumplir lo que nos dice la Corte y que es anular todos los fallos emitidos por los Consejos de Guerra que juzgaron a miles de ciudadanos por traición a la patria, por hechos ocurridos con anterioridad al 11 de septiembre de 1973”, sostuvo.

Gutiérrez agregó que “hay que pensar en chilenos que fueron acusados de traición a la patria por haber sido parte del Gobierno de la Unidad Popular. Eso no puede seguir siendo tolerado, por lo que la Corte pidió que se revisaran todos los fallos. En ese sentido, lo más oportuno es que de una vez por todas señalar por vía legal que todos los fallos dictados por los Consejos de Guerra que fueron los que primero aplicaron el exterminio de chilenos, tienen que ser anulados”.