1.- Después de un arduo camino de diálogos y acuerdos, este 26 de septiembre, en Cartagena de Indias, se sellará formalmente la paz en Colombia, en un compromiso del Gobierno de esa nación y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP). El Partido Comunista de Chile saluda de manera entusiasta el acuerdo logrado que significa el fin del conflicto armado extendido por 52 años y el éxito de la salida política en ese país hermano.

2.- La firma de la paz significa nuevas y favorables condiciones para el pueblo colombiano, para el avance en materias sociales, políticas, sindicales y de derechos humanos, y para una mejor convivencia interna, siempre pensando en mejoras en justicia social, equidad económica, más democracia y soberanía de Colombia.

3.- En Chile, la derecha se sumó a la ultraderecha colombiana apostando por la prolongación de la guerra, atacando airadamente a la guerrilla, e inventando nexos ficticios que alentaban la represión en nuestro país y la descalificación de las FARC-EP. Esas posiciones fracasaron.

4.- El Partido Comunista de Chile siempre manifestó su solidaridad con las luchas del pueblo colombiano, su comprensión con las luchas insurgentes y promovió la tesis de la salida política al conflicto armado, lo que hoy finalmente se consagra con la firma de los acuerdos de paz.

5.- La paz alcanzada en Colombia trae asimismo un beneficio a América Latina y al objetivo de ser una región sin conflictos militares y donde avance la democracia y los derechos de los pueblos. Con la paz colombiana se muestra lo acertado y beneficioso del camino del diálogo, del respeto, de encontrar soluciones concretas a problemas específicos, para que Latinoamérica sea un continente libre de represión y violencia y avancen las posturas progresistas, democráticas y de paz.

6.- Saludamos también el rol de países garantes que jugaron Cuba y Noruega en este proceso. Sobre todo en el caso cubano, país que fue sede de los diálogos y la concreción de los acuerdos. Chile fue país acompañante en el proceso de diálogo en Colombia, junto a Venezuela. Ahora nuestro país cumplirá un rol en la verificación y vigilancia del cumplimiento de los acuerdos de paz. Ése es el papel que le corresponde jugar a nuestro país en el ámbito Latinoamericano: de colaboración, de solidaridad, de búsqueda de acuerdo, de respeto a la soberanía de los pueblos y gobiernos.

7.- Viene una etapa difícil y compleja en el proceso de paz y de cumplimiento de los acuerdos en Colombia. El Partido Comunista de Chile, en la medida de sus modestas condiciones, respaldará y acompañará todos los esfuerzos por consagrar la paz y la democracia en Colombia.

Partido Comunista de Chile

Santiago, 26 de septiembre, 2016.