En la sesión de este martes 4 de octubre, la comisión de Relaciones Exteriores rechazó finalmente la censura presentada por los diputados UDI en contra del presidente de la instancia, diputado Guillermo Teillier.

Por 8 votos contra 4 se rechazó la solicitud presentada por el diputado Issa Kort (UDI) en contra del presidente de la comisión de Relaciones Exteriores, diputado Guillermo Teillier, por las declaraciones realizadas por el también presidente del Partido Comunista.

La censura fue rechazada por todos los diputados de la Nueva Mayoría, sosteniendo que es improcedente aplicar dicha sanción por opiniones realizadas a los medios de comunicación.

“Presumía que habría un respaldo, a pesar de que muchos no coincidieran con mi opinión. Censurar a un diputado por sus opiniones siendo presidente de una comisión, por diferentes que fueran, era del todo descabellado  y fuera de todo libreto y del propio reglamento incluso”, sostuvo el diputado Guillermo Teillier.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara agregó que “si hubiéramos visto el reglamento respecto de las atribuciones de los presidentes de las comisiones y de los llamados de atención o censura, no tenía por dónde prevalecer una acusación como ésta. Habría sido una censura netamente política, como ya lo ha habido en otros tiempos contra los diputados comunistas, como fue el caso de Luis Emilio Recabarren, que lo echaron dos veces del parlamento, una de ellas porque en aquella época no quiso jurar en nombre de dios”.

Respecto de si la ofensiva de la UDI responde a una postura anticomunista, el diputado Teillier sostuvo que “en cierto modo sí hay acá un sesgo político. Sé que no en todos los diputados de la UDI hay un anticomunismo, pero sí hay otros que lo profesan. Eso no debe entorpecer las relaciones de nosotros en las comisiones”.

El diputado Teillier subrayó que “Yo nunca me he opuesto a las declaraciones del Canciller o de la Presidenta. Nunca me opuse a las declaraciones que realizaran sobre Braulio Jatar. A lo que me opuse fue a las propuestas que realizaran algunos parlamentarios, dos días antes del viaje de la Presidenta Bachelet a Washington, donde le pedían a ella que condenara absolutamente a Venezuela. Yo sé que la política del Gobierno es otra: que llamando la atención respecto de lo que ocurre dentro de Venezuela, pero con el cuidado de no aparecer injerencista”.

image_pdfimage_print