En horas de esta tarde y después de una tensa sesión de sala de la Cámara de Diputados, se rechazó el veto aditivo planteado por el Gobierno, el que reponía el reajuste del 3,2% al sector público.

A pesar de que en horas de la mañana se reunió el Comité Político en La Moneda y emanó un acuerdo entre los sectores de la Nueva Mayoría, el presidente del Partido Comunista ya daba señales de que la aprobación o no por parte de la bancada PC no estaba asegurada al mantenerse el porcentaje del reajuste y no prosperar las propuestas de los trabajadores.

TENSIÓN Y DESALOJO DE LAS TRIBUNAS

Durante el inicio de la discusión y la intervención del diputado Ramón Farías (PPD), los trabajadores, representantes y dirigentes sindicales, entre ellos la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa y Carlos Insunza de la Asociación de Empleados Fiscales (ANEF) fueron violentamente desalojados de las tribunas por Carabineros, luego de la petición del diputado y Presidente de la Cámara, Osvaldo Andrade (PS). La tensión y las agresiones escalaron a tal nivel que las diputadas Karol Cariola y Camila Vallejo, entra otros parlamentarios, subieron al palco e intervinieron. 

LA VOTACIÓN Y CONSECUENCIAS

Con 44 votos a favor, 28 en contra y 37 abstenciones, el veto aditivo al reajuste fue rechazado, dejando sin reajuste al sector público y presionando más aún al gobierno, ya que puede enviar un nuevo proyecto de reajuste antes que finalice el mes de noviembre.

“Buscaremos como bancada de la Nueva Mayoría que se envíe un nuevo proyecto antes del 30 de noviembre. Que se coloquen las urgencias del caso, estamos dispuestos a hacer todo lo posible para que se apruebe. Si se tiene la voluntad para recoger los elementos que son los importantes en este debate, incluyendo el planteamiento de los trabajadores, creo que sería una opción asumir el desafío”, declaró el diputado comunista Lautaro Carmona refiriéndose a la tramitación de una ley express.

“Nosotros tenemos expectativas de que el debate lleve a que el proyecto que envíe el Ejecutivo sea acogiendo los planteamientos sustantivos de los trabajadores del sector público”, puntualizó.

Consultado sobre el supuesto acuerdo alcanzado en horas de la mañana en La Moneda y el rechazo de manera transversal de los diputados del PC, Carmona mencionó que “el Partido Comunista, así como parlamentarios de otras bancadas, sin renunciar a su identidad de su respectiva bancada, llevó adelante propuestas en todos los espacios para así poder sacar adelante este proyecto. Claramente hay una diferencia de opinión, porque debió resguardarse el poder adquisitivo de los trabajadores”.

Finalmente, el diputado Carmona solidarizó con Bárbara Figueroa y los trabajadores que fueron desalojados, argumentando que “existen otras opciones al desalojo y no me parece que se resuelva la omisión de los trabajadores en la tribuna en un debate que los afecta directamente”.