Este 1ero de mayo los trabajadores salieron a las calles junto a la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) para manifestar la necesidad de la unidad y la urgencia de avance en cuanto a materias laborales.

Con un gran número de militantes desplegados, el Partido Comunista de Chile acompañó durante toda la marcha y acto final a la Presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa. Miembros de la Comisión Política del PC como Juan Andrés Lagos, la diputada Karol Cariola, el Presidente de las Juventudes Comunistas de Chile Camilo Sánchez, la Presidenta del Colegio de Periodistas Javiera Olivares, entre otros, lideraron la marcha por la Alameda hasta Santa Rosa.

En su discurso, la Figueroa no hizo caso omiso al permanente descrédito y deslegitimación que vive la CUT por parte de los medios de comunicación. “No pretendemos tapar el sol con un dedo, vivimos como movimiento sindical debates intensos, pero a diferencia de muchos, no escondemos la cabeza bajo tierra, ni pretendemos esconder la diversidad de opiniones que tenemos”, señaló.

“Nuestros debates son debates públicos porque no tenemos nada que esconder; no tenemos que rendir cuenta ante tribunales por corrupción, ni estamos imputados como si lo está un candidato presidencial”, agregó Figueroa en clara alusión a los conflictos de interés que vive el candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera.

Una CUT a la ofensiva

La presidenta de la principal agrupación de trabajadores del país también dedicó tiempo a señalar los cambios que vive la CUT en la actualidad.

“Hemos tomado la decisión política de pasar a una nueva fase en la CUT, hay un período político que se agotó y hoy entramos a un nuevo tiempo. Si hubo una CUT para avanzar en la transición política de los últimos 30 años, hoy estamos preparándonos para una CUT a la ofensiva”, mencionó la presidenta de la CUT.

“Esto es la autorreforma sindical, camino que iniciamos en nuestro último congreso de la mano de una profunda reforma de estatutos que nos llevará no solo a enfrentar el desafío de la elección universal de nuestra dirigencia el 2020, sino también de constituir consejos sectoriales que sean la expresión práctica de nuestra demanda por el reconocimiento legal del derecho a negociación ramal”, precisó Figueroa.

“Chile necesita al pueblo unido, y los trabajadores y trabajadoras pondremos todo de nosotros para que este anhelo se convierta en realidad”, mencionó Bárbara Figueroa al cierre de su discurso.