PROCLAMACIÓN DE ALEJANDRO GUILLIER.

Compañeras, compañeros.

Amigas, amigos:

El 23 de abril se realizó una gran asamblea de comunistas en el teatro Caupolicán de Santiago, lo repletaron unos 5000 militantes y adherentes, desbordantes de alegría y entusiasmo, por el éxito obtenido en la campaña de refichaje.

Ese día, era propicio para proclamar  nuestra candidatura presidencial, pero sin embargo, el PC hizo ese día un gran gesto en aras de la unidad de la centro izquierda, postergamos la proclamación porque pensábamos que aún era tiempo de llegar a acuerdo para definir una candidatura única en primarias legales.

Lamentablemente no se logró concretar la elección de un candidato único en primarias.

Es por esta razón que hoy, en este acto solemne, sencillo, pero de alta significación, en nombre y representación del Comité Central y del conjunto del Partido Comunista de Chile,  proclamo, como nuestro candidato a la Presidencia de la República, al Senador Alejandro René Guillier Álvarez.

Y, siendo coherentes con la candidatura ciudadana que usted representa, están presentes en este salón  dirigentes sociales de todos los ámbitos: dirigentes sindicales, de la minería, de la construcción, del metal, del retail, de las ferias libres, del transporte, de actividades marítimas y portuarias, de la pesca,  del sector público, dirigentes poblacionales, de mujeres, de la tercera edad y pensionados, de clubes deportivos, de la diversidad sexual, de pueblos originarios, de los estudiantes universitarios y secundarios, de la pymes, de cooperativas, de usuarios de la salud, de discapacitados, de los sin casa y comités de vivienda, de campesinos, temporeros y migrantes. Está representado el mundo  intelectual y académico, premios nacionales de arte, escritores, pintores, actores, músicos, cantantes. De los medios de comunicación. Están representadas las diversas organizaciones de derechos humanos, de nuestros detenidos desaparecidos, exonerados, ex presos, torturados y exiliados.

Es en estas manos, que representan y conocen la realidad de nuestra sociedad, que dejamos vuestra candidatura.

Y lo hacemos con la seguridad que usted es el único candidato de centro izquierda  que puede y está en condiciones de derrotar a Piñera en primera o en segunda vuelta.

Como lo dijimos en el Caupolicán, iremos a las calles, a los casa a casa, para comunicar, a las chilenas y chilenos, in extenso, las leyes aprobadas o en trámite de este período de gobierno en que hemos participado, que favorecen a los jóvenes, a las mujeres, a los niños, a los adultos mayores, a los trabajadores, a los pueblos originarios, para solicitarles con toda claridad que nos acompañen para defender estas reformas y conquistas de la voracidad del piñerismo que pretende eliminarlas para seguir haciendo negocios con la educación, los fondos previsionales, con la salud, con los derechos de los trabajadores y que, como guinda de la torta, propone  bajarles los impuestos a los ricos, o sea, a él mismo y a un puñado de sus principales socios.

Consideramos que es sobre la base de las grandes reformas sociales aprobadas o en curso que debemos plantearnos un nuevo pro