Con un auditorio repleto de militantes, organizaciones sociales, dirigentes sindicales y sus principales representantes, el Partido Comunista de Chile proclamó al senador Alejandro Guillier como su candidato presidencial. El acto estuvo acompañado por la música de Max Berrú y Los Insobornables.

El primero en hablar fue el diputado Guillermo Teillier, quién ahondó en las propuestas programáticas planteadas por el Partido Comunista, además de destacar la vocación ciudadana y social de la candidatura.

“Consideramos que es sobre las bases de las grandes reformas sociales aprobadas o en curso que debemos plantearnos un nuevo programa de gobierno, que abra las puertas a más desarrollo”, mencionó el diputado Teillier.

Completar la reforma educacional, una importante reforma a la salud centrada en los principios de solidaridad, integralidad, igualdad, universalidad y gratuidad, una reforma al sistema de seguridad social basado en la cooperación, garantizar el efectivo derecho a contar con una información veraz y oportuna y adoptar medidas para solucionar problemas en vivienda, urbanismo y seguridad ciudadana, fueron los elementos centrales planteados por el diputado.

“Está en deuda la continuidad de la reforma laboral, para superar el carácter precario del empleo y mejorar las condiciones de retribución, tanto del trabajo asalariado como el de ingreso por cuenta propia”, agregó el timonel del PC.

También la integración de los pueblos indígenas que habitan nuestro país en un Estado plurinacional fue otra de las propuestas planteadas. Se agrega la consideración de que el Estado se haga cargo de la explotación del litio y de nacionalizar el agua ante una inevitable crisis hídrica.

“Estamos con usted, lo respetamos como candidato independiente y su vocación ciudadana. Chile puede, el pueblo puede, tener un Presidente que lo represente de verdad, Alejandro Guillier”, concluyó en su discurso Guillermo Teillier.

Por su parte, el candidato apoyado oficialmente por el PC (además del Partido Socialista y Radical), inició su discurso argumentando que su candidatura plantea un camino de continuar los cambios iniciados y de generar otros nuevos.

“Hay quienes pueden realizar estos cambios pero no quieren. Hay otros que quieren los cambios pero no pueden. Nosotros queremos hacer los cambios y podemos hacerlos. Y los estamos haciendo. Esa es la diferencia”, mencionó el senador Guillier.

“Hoy (las reformas) están en entredicho por parte de una derecha conservadora, que pretende retroceder en el tiempo y volver a una sociedad de privilegios donde importa más el lucro que los derechos de las personas”, agregó.

UN PROYECTO PAÍS QUE NOS COLOQUE DE CARA A LOS PRÓXIMOS 25 AÑOS

En materia programática, el candidato presidencial abordó distintos temas.

En relación a la economía, mencionó que “necesitamos crecer económicamente y vamos a crecer. Pero no haciendo más de lo mismo. Lo haremos manteniendo una vocación de libre comercio y cuidando los equilibrios macroeconómicos.

“Lo haremos marchando también hacia una Economía 4.0, sustentable, que tenga en su centralidad las Energías Renovables, la revolución digital; la ciencia, la innovación y el capital humano formado en la economía del conocimiento. Un paso para alcanzarlo será crear un Ministerio de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación”, agregó.

También, en la misma materia, aprovechó de referirse a la matriz exportadora del país, argumentado que “Chile tiene que exportar minería y no sólo minerales. Diversificar nuestra economía, desarrollar las cadenas de valor y los clúster regionales”.

Con un fuerte énfasis en un nuevo trato entre los actores públicos y privados, el senador enfatizó en hacer del Estado “un mejor socio para las Pymes” y de mejorar su capacidad en cuanto a fiscalización.

“Vamos a fortalecer la Contraloría General de la República y las Superintendencias. Pocas normas, pero firmes y claras. Y suprimiremos la puerta giratoria entre reguladores y regulados”, sostuvo.

En materia de protección social, el Senador Guillier propone equiparar la Pensión Mínima con el sueldo mínimo de manera responsable y en un tiempo y con recursos razonables. “Será nuestro objetivo inquebrantable”, planteó con firmeza.

Sobre Salud, Guillier planteó marchar hacia un plan único de salud, el que plantea “eliminar las asimetrías de información que en esta materia hoy perjudican a los usuarios, acotando el número de planes complementarios. Fortaleceremos las atribuciones de la Superintendencia de Salud para evitar los abusos de precios y la integración vertical entre prestadores y aseguradores”.

“Tenemos que promover los estilos de vida saludables en las escuelas y liceos, y en los lugares de trabajo. Mejorar la eficiencia y la eficacia de la salud a través de los grandes avances tecnológicos en la medicina. ¡La salud es un derecho y no un bien de consumo!”, enfatizó.

Sobre educación, la propuesta se centra en llevar la reforma educacional a las aulas, con foco en la calidad y, por sobretodo, en la educación pública.

“Tenemos que acabar con el paradigma que indica que la calidad se garantiza con la competencia entre alumnos y competencias, que hacen de los sistemas de evaluación, mecanismos de segregación”, apuntó.

“La desigualdad en Chile es de ingresos, es de oportunidades pero es también de género, es ambiental, es territorial y también demográfica pues nuestros viejos la pasan mal y los niño en situación vulnerable viven situaciones inaceptables, que corregiremos con energía”, sostuvo el candidato presidencial en materia de descentralización.

“Empoderaremos a las organizaciones sociales y a las juntas de vecinos para hacer de la participación social una promesa hecha realidad. La democracia nace en el barrio y la comuna”, argumentó.

Sin embargo, el candidato presidencial apoyado por el PC mencionó que todo esto necesita una Nueva Constitución, con elementos centrados en el reconocimiento de un país diverso, en relación a los pueblos y naciones que lo habitan, y desconcentración del poder hacia los territorios, además de que no permita ningún tipo de discriminación, sea de género, raza, etc.

“Queremos un Estado que, sin ser intervencionista, mire al largo plazo y cree las condiciones de desarrollo integral del país. Para esto necesitamos construir una gran mayoría social y política, que de sustento a este sueño”, añadió.

“LOGRAREMOS MÁS FIRMAS DE LAS QUE SE NECESITAN”

Tanto el presidente del PC como el candidato presidencial Alejandro Guillier coincidieron en el desafío actual de los partidos y ciudadanos que respaldan esta candidatura de centro-izquierda que es reunir las firmas necesarias para inscribirlo como independiente. “Tenga la seguridad de que lograremos más de las que se necesitan para inscribirlo como candidato, y que usted será el próximo Presidente de la República”, afirmó el timonel del PC.

“Recorramos las ciudades y pueblos, los campos y las caletas, hablemos con los vecinos, con nuestros amigos. Conversemos con nuestras familias, con los colegas del trabajo y del estudio. Que nuestros jóvenes se movilicen, al igual que los viejos militantes y los comunistas de corazón que pese a vivir en el extranjero son parte de la patria”, señaló el candidato presidencial PC-PR-PS.

“¡Los invito a que juntos hagamos esta gran marcha por Chile! ¡Aquí no sobre nadie!”, concluyó en su discurso Alejandro Guillier.

Encuentra el discurso de Alejandro Guillier en este link