Amigas y amigos,

Ser chileno y vivir en otro país va más allá de los recuerdos, la distancia, la lejanía de parte de la familia, la nostalgia por las empanadas o el adaptarse a otras costumbres, idiomas o acentos. También significa la aventura de crecer, de sobrevivir, de estudiar o trabajar enfrentados a realidades adversas o fascinantes. Ustedes lo saben mejor que nadie, lo viven a diario.

A nosotros aquí en Chile nos duele tenerlos lejos y nos ilusiona también saber que nos queremos en la distancia, que nos preocupamos los unos de los otros, que nos tenemos presente.

Durante años hemos luchado juntos por el reconocimiento de sus derechos, por establecer que el hecho de ausentarse de la patria no los ni más ni menos chilenos, que este país les importa, les preocupa. Ha llegado el momento en que por primera vez tendrán ustedes el derecho de votar en una elección presidencial. Pienso que también es un deber moral el hacerlo. Me gustaría que demostraran en esta oportunidad que nosotros también les importamos.

Para ello deben acercarse a su consulado y realizar el cambio de domicilio correspondiente, lo que los habilitará para sufragar en la primera y segunda vuelta presidencial. Como les dije, esto es algo en lo que debemos apurarnos, porque el plazo vence el próximo 1 de julio. Por esto luchamos todos hace décadas. No podemos desaprovecharlo.

Les pido que participen activamente votando por quien ustedes crean que tiene la mejor propuesta para nuestro país, por quien les asegure que su derecho no será amenazado, por quien se preocupará de que sus vínculos con la Patria serán cada vez más fluidos y más estrechos, independientemente de la distancia que nos separe.

Compatriotas en el extranjero, en cada uno de ustedes está viviendo un trozo de Chile, de ese Chile que era y que seguirá siendo. Nuestro país nunca más estará limitado por sus fronteras físicas. Es nuestra responsabilidad que esto siga así.

Debemos seguir construyendo una Patria dispuesta a recibir con los brazos abiertos a todos los chilenos que puedan o decidan volver, por plazos cortos o por el resto de sus vidas.

Me despido con mucho afecto,

Alejandro Guillier Álvarez.

[Si están dispuestos a apoyar nuestra candidatura a la Presidencia de Chile, los invito a firmar por mi candidatura. Solo requieren imprimir el formulario que se adjunta, rellenar con sus datos, firmarlo en el mismo consulado, y enviarlo vía courrier a Calle Paris 873, Santiago de Chile, a nombre de la Sra. Ana Lagos]

Descarga la carta de Alejandro Guillier