Ayer en la Cámara de Diputados se pudo haber vivido un momento histórico para Chile y sus mujeres al aprobarse el proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo en tres causales. Sin embargo y a causa de la desalineación de los votos de diputados de la Nueva Mayoría con el compromiso del programa de gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet esto no ocurrió.

A causa de una indicación referida a la obligatoriedad de la autorización parental para menores que menores de 14 años pudiesen abortar en alguna de las 3 causales, el proyecto en su grueso se aprobó pero se retrasó en su tramitación completa, lo que pone en riesgo en cronograma del gobierno. La derecha ya lo anunció, presentarán al menos dos recursos al Tribunal Constitucional.

“A pesar de que un artículo tendrá que pasar a comisión mixta, es un proyecto que en su grueso está aprobado”, señaló la diputada Karol Cariola luego de la sesión en sala.

“Lamentamos que diputados de la Nueva Mayoría estando en sala hayan decidió no aportar con su voto favorable para llevar adelante  uno de los artículos que sí era bastante importante”, subrayó la diputada.

El texto originalmente contemplaba la concurrencia de la menor de 14 años a tribunales para denunciar el hecho y proceder a realizar la interrupción del embarazo, ya que, lamentablemente, muchas de las violaciones provienen de un círculo familiar muy íntimo y no siempre se podría contar con la aprobación de los padres en este tipo de casos tan dramáticos.

La jefa de la bancada del Partido Comunista e independientes, la diputada Camila Vallejo, manifestó su preocupación ante la presentación de recursos de la derecha al Tribunal Constitucional.

“No queremos que el Tribunal Constitucional revise este proyecto posterior al cambio de la constitución de la mesa del TC. Es totalmente reprochable lo que ha pasado con un artículo de quórum calificado, que tiene que ver con la posibilidad de que las menores de 14 acudan a los tribunales en el caso de que los padres no le den la autorización para interrumpir el embarazo, sobre todo en la causal de violación. Son muchas las mujeres que son víctimas de violaciones, incluso reiteradas por parte de familiares, por lo tanto no pueden esperar que esa autorización se la den sus padres”, argumentó.