Un viernes, 4 de septiembre de 1970, Salvador Allende Gossens – contra todos los pronósticos arrojados por las encuestas de la época – triunfaba sobre el candidato derechista, Jorge Alessandri Rodríguez y el democratacristiano, Radomiro Tomic. A 47 años, el pueblo de Chile rinde homenaje a aquella jornada histórica, que detonó un profundo proceso transformador en nuestro país: La vía chilena al socialismo, con olor a empanadas y vino tinto.

El cuarto día de cada mes de septiembre es uno de gran significancia para el pueblo de Chile y su historia de conquistas sociales, culturales y políticas. Quedará por siempre en el calendario como la fecha en la cual triunfó la Unidad Popular (UP), una coalición amplia de partidos de izquierda que buscaba impulsar una vía chilena al socialismo, liderado por Salvador Allende.

Este lunes, en la Plaza de la Constitución de la ciudad de Santiago, donde se erige un monumento al Presidente Salvador Allende, se rindió homenaje al triunfo electoral de la Unidad Popular.

Militantes de Partidos Políticos de la Nueva Mayoría y sus juventudes, ex presas y presos políticos de la dictadura cívico-militar, organismos de derechos humanos, sindicatos y organizaciones sociales se reunieron en el lugar para recordar el triunfo popular y su legado profundo.

Por el Partido Comunista de Chile, tomó la palabra la abogada de derechos humanos, Julia Urquieta, quien además encabeza la lista del grupo “La Fuerza de la Mayoría” que compite por un escaño en el próximo periodo de la cámara de diputados por el Distrito Electoral número 10.

En su alocución, Urquieta destacó que el triunfo electoral de la UP “fue un momento histórico en donde el pueblo triunfó” y que la llegada de la misma a La Moneda fue el inicio un camino arduo en donde “el pueblo pudo llevar a cabo profundas transformaciones que hasta el día de hoy nos enorgullecen”, pero que fueron violentamente detenidos tras 3 años “por las fuerzas de la reacción, la fuerza del imperialismo norteamericano, apoyado por la CIA y por las grandes transnacionales como la ITT corporation, mediante el golpe fascista del 11 de septiembre de 1973”.

Urquieta subrayó el papel que jugó el pueblo de Chile para resistir y vencer a la dictadura cívico-militar genocida y el hecho que hoy vuelve a ser parte de un nuevo proceso de cambios en el país. “Somos parte del gobierno nuevamente y estamos aquí, llevando a cabo profundas transformaciones históricas para nuestro país, como la reforma educacional, la reforma laboral y la despenalización del aborto en tres causales” enfatizó la candidata a la cámara baja.

Con el legado de Allende, a vencer este 19 de noviembre

Julia Urquieta cerró su discurso resaltando la importancia de estar en las calles del país de cara a los comicios, para vencer a la derecha. “No más derecha para Chile, este pueblo no se merece un nuevo gobierno de derecha y es por eso que junto a Alejandro Guillier, a nuestros candidatos a parlamentarios y parlamentarias, a nuestros candidatos a CORE, todos estaremos en las calles, junto al pueblo, para que logremos un nuevo triunfo del pueblo este próximo 19 de noviembre”.

“Es por eso que en este día tan importante, en donde rendimos homenaje a nuestro Presidente mártir, estamos aquí renovando nuestro compromiso de lucha,