Los abajo firmantes, conscientes de la deuda histórica del Estado de Chile con los pueblos indígenas y de las insuficiencias y falta de voluntad que hasta ahora ha tenido el sistema político para reconocer derechos integrales e incorporar la deliberación efectiva de los pueblos indígenas para el devenir de un país más justo, declaramos lo siguiente:

  1. Demasiadas son las voces e instituciones que dan cuenta de la necesidad de abordar en profundidad un nuevo modo de relacionamiento con los Pueblos Indígenas, por una parte para erradicar la violencia que no compartimos, pero por sobre todo, cumpliendo a cabalidad las obligaciones que derivan de los tratados de derechos humanos que Chile ha suscrito. Entre las más recientes, se encuentran el Informe Anual sobre DD.HH de la Universidad Diego Portales; y el emplazamiento del grupo de expertos de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, que llamó a no invocar la Ley Antiterrorista para lidiar con hechos ocurridos en el contexto de protestas sociales de los mapuche, que buscan reclamar por sus derechos.
  2. No compartimos la criminalización y trato discriminatorio hacia el pueblo Mapuche. Sostenemos que el camino para reconstruir las confianzas y las relaciones entre el Estado y este pueblo, y los otros que habitan el territorio, es a través de la vía política, de manera que el Estado y la sociedad reconozcan el valor de los Pueblos Indígenas en un pie de igualdad y permitan que ellos participen en las instancias de deliberación política del país.
  3. Partimos de una premisa fundamental: entendemos y valoramos que la sociedad chilena ésta compuesta por diversos pueblos, a los que indiscutidamente les asisten derechos económicos, sociales, culturales y políticos que deben tener expresión constitucional.
  4. En ese sentido, creemos que el Gobierno de la Presidenta Bachelet ha iniciado una ruta correcta con el Proceso Constituyente Indígena, la que debe ser fortalecida y esperamos pueda concluir exitosamente. Resulta imperativo cambiar la actual Constitución heredada de la dictadura, que configura un Estado mono cultural, que desconoce la preexistencia de  culturas originarias, pretendiendo asimilar a los Pueblos Indígenas a los parámetros de la sociedad occidental, por una que reconozca a dichos pueblos y el carácter plurinacional de la sociedad chilena.
  5. En virtud de lo anterior, consideramos que el camino político que ha abierto el Gobierno de la Presidenta Bachelet con el Proceso Constituyente Indígena, forma parte de una vía adecuada para ir estableciendo una relación de respeto y reconocimientos recíprocos con los Pueblos Indígenas en un plano de igualdad de derechos. Por esta razón, tanto el Gobierno como las instituciones representativas de dichos pueblos deben poner todo a su alcance para que el proceso pueda concluir de manera exitosa, abriendo un nuevo momento en nuestra historia, una nueva etapa donde comencemos a edificar una sociedad que reconoce y respeta sus raíces.
  6. Para garantizar un goce equitativo de derechos y lograr una convivencia fructífera, debemos dotarnos de una Nueva Constitución, legítima y elaborada íntegramente en democracia, que reconozca a los Pueblos Indígenas y sus demandas así como la diversidad que caracteriza y enriquece a Chile.

Santiago, 16 de octubre de 2017.


Firman:

  • Guillermo Teillier, diputado
  • Lautaro Carmona, diputado
  • Sergio Aguiló, diputado
  • Hugo Gutiérrez, diputado
  • Daniel Núñez, diputado
  • Karol Cariola, diputada
  • Camila Vallejo, diputada
  • Bárbara Figueroa, presidenta CUT
  • Carlos Insunza, presidente Anef
  • Daniel Jadue, Alcalde de Recoleta
  • Eduardo Contreras, abogado DD.HH.
  • Carmen Hertz, abogada DD.HH.
  • Lorena Pizarro, dirigente DD.HH.
  • Alicia Lira, dirigente DD.HH.
  • Víctor Tapia, presidente Federación de Estudiantes U. de Antofagasta
  • Makarena Arias, presidenta federación de estudiantes U. de Atacama
  • Melinka Olate, presidenta Federación U. Playa Ancha
  • Natalia Silva, presidenta Federación Universidad Diego Portales
  • Eugenio Teillier, secretario general federación U. Católica de Temuco
  • Walter Astorga, secretario general Federación Estudiantes UV Aconcagua
  • Cesar Bunster, director de ICAL
  • Jaime Gajardo, 2do vicepresidente del Colegio de Profesores de Chile, Consejero Nacional CUT
  • Victor Castillo Cerda, COSOC por Santiago y Secretario JJVV Mireya Pinto Millán
  • Cecilia Poblete Morán, Presidenta JJVV Mireya Pinto Millán
  • Mario Rivas Silva, ex Gobernador de Copiapó y candidato a diputado por el distrito 4
  • César Edmundo Torres Chinchón, Profesor de Estado Universidad de Chile y Constructor Civil U.T.F.S.M.
  • Sergio Melinao Curiqueo
  • Veronica De Negri Quintana, Educadora y activista de Derechos Humanos
  • Víctor Marchant Bravo

Quienes deseen adherir a la presente declaración pueden hacerlo enviando un correo electrónico a oficinaprensapc@gmail.com.