Este siete de noviembre de 2017 se conmemora en todo el mundo el centenario del triunfo de la Revolución Socialista de Octubre, que marcó el inicio de una nueva era en la historia de la humanidad.

Fue el triunfo de obreros y campesinos y de un ideario revolucionario, que llevó la justicia y el desarrollo para millones de personas, y la creación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, que gravitaría enormemente en los acontecimientos a nivel mundial.

El triunfo de la revolución bolchevique, bajo el liderazgo de Vladimir Ilich Lenin, eminente realizador de las ideas de Marx y Engels, que con su capacidad intelectual y su genio de organizador, marcó una nueva etapa en la lucha de los comunistas y socialistas en todo el mundo y fue un aliento para que los pueblos se organizaran y lucharan por una sociedad más  justa.

La Revolución de Octubre y todo el proceso que desencadenó, tuvo una positiva influencia en las luchas de movimientos de liberación nacional y la descolonización de países que se encontraban bajo el dominio imperial de las principales potencias capitalistas, en todos los continentes del planeta.

Solo la existencia de la URSS pudo derrotar el intento del nazismo de dominar el planeta, a costa de millones de muertos y víctimas de las hordas fascistas. El mundo no podrá jamás olvidar este enorme sacrificio de millones de soviéticos que hoy hereda el pueblo ruso y todas las nacionalidades que lucharon con el mismo ímpetu y heroísmo.

La existencia de la URSS marcó un proceso de soberanía, desarrollo y participación y demostró la posibilidad de la construcción de otro tipo de sociedad que hoy celebramos y continuaremos celebrando, independientemente  de los procesos que luego se sucedieron y que nos obligan a estudiar todos sus aspectos positivos y también  los errores que llevaron a su derrota, lo que no significa la derrota de nuestros idearios porque el socialismo vive y el proceso de lucha continua de acuerdo a las condiciones de cada país y de la época actual.

Recogemos el significado histórico de la Revolución de Octubre y el legado teórico y de lucha de Lenin, que inspira para continuar procesos transformadores, que lleven más democracia,  justicia y equidad a nuestros pueblos.

Partido Comunista de Chile.

Santiago, 7 de noviembre de 2017.