Masivo acto demostró que en Atacama la izquierda es la Fuerza Ganadora

Un contundente encuentro de partidarios de la Fuerza de la Mayoría con el candidato presidencial, Alejandro Guillier, que repletó el Centro Cultural Atacama, entonó el ánimo y elevó el optimismo para enfrentar el último tramo de la campaña que culmina con las elecciones generales del próximo 19 de noviembre.

Tres elementos de línea principal caracterizaron la jornada.

En primer término, la masividad. Cualquier residente de Copiapó sabe que llenar la Sala Matta del Centro Cultural, con capacidad para mil personas sentadas, es una hazaña de rara ocurrencia, más aun tratándose de un acto político. En los hechos, ninguna otra lista o candidato aceptó el desafío de medir su fuerza por tan exigente rasero.

A pesar de la entusiasta multitud que atestó el recinto, o más bien por lo mismo, ninguna referencia al acto se publicó en la aquiescente prensa regional.

Segundo, el espíritu unitario que animó al evento. Centenares de banderas de diversos candidatos ondearon dentro del teatro. Pero no se registró el menor incidente, ni nadie faltó al respeto, cuando se nombró a cada candidato.

Ese espíritu quedó patentado en tres momentos; a saber, en los banderazos conjuntos antes y después del acto, en el discurso inicial del alcalde de Copiapó, Marcos López, y en el instante de cierre, cuando el candidato presidencial de la Fuerza de la Mayoría invitó todos los candidatos subieron al proscenio, quienes con las manos tomadas por lo alto, recibieron la ovación que se descolgaba desde las tribunas, simultánea con el grito ¡Se Siente, Guillier Presidente! que atronaba el ambiente.

Justo es reconocer, por tanto, él éxito del trabajo del comité organizador, que orientó insistentemente en ese camino.

El tercer elemento distintivo fue el discurso de Alejandro Guillier, que con sobria eficacia desprovista de demagogia, y estatura de estadista, desarrolló algunas de sus propuestas programáticas.

Ni un paso atrás

Luego de saludar a cada uno de los candidatos, y pedir el voto para ellos con el fin de tener un parlamento que permita profundizar el proceso de cambios iniciado por la Presidenta Michelle Bachelet, sostuvo que este 19 de noviembre en Chile estarán en juego dos visiones; una visión conservadora que cree que haciendo más de lo mismo, Chile va a progresar. “Eso es falso, y está demostrado que no conduce a ningún destino”, afirmó.

“Nada nuevo hay en los anuncios del candidato de la derecha, que no sean retrocesos sociales gravísimos”, prosiguió. Luego, afirmó que nunca en democracia un candidato de la derecha había osado tratar a los funcionarios públicos como “grasa prescindible”, y anunciar el despido de 20 mil de ellos, la mayor razzia política desde la dictadura militar.

Descargar Audio

Asimismo, aseguró que es irracional retrotraer la reforma tributaria, en virtud de la cual el 73% de la nueva recaudación la paga el 0,01% de los más ricos de Chile.

Descargar Audio

Agregó que el 93% de esa nueva recaudación financia la gratuidad de la educación y anunció que su gobierno avanzará en la reforma tributaria porque hay que financiar la gratuidad hasta alcanzar el 70% de los sectores de menores ingresos.

Descargar Audio

En su opinión, la única reforma económica de cierta importancia en el Gobierno de Piñera fue la Ley de Pesca, que le entregó el mar de Chile a siete familias, a cambio de nada. Respecto del supuesto éxito económico del gobierno de Piñera, dijo que lo recibió con el país creciendo, con el precio del cobre al alza, y lo entregó cayendo en forma estrepitosa.  

Descargar Audio

“Es la inconsecuencia de una persona que no tiene consciencia de sus actos; una persona así no puede gobernar a Chile, porque no es capaz de hacerse cargo de sus propias declaraciones y afirmaciones”, puntualizó.

Descargar Audio

Educación, salud y pensiones

Proponer aumentar la gratuidad para el 70% de los estudiantes de educación no es demagogia, planteó, porque cuesta 450 millones de dólares, en circunstancias de que Piñera le perdonó a una sola empresa, Johnson’s, 100 millones de dólares en impuestos.

Anunció el fin del CAE, y su reemplazo por una fórmula que permita que aquellos que están endeudados no paguen más de 1% de interés real, que nunca paguen más del 10% de su ingreso, que no paguen si están cesantes, y que si la deuda se prolonga por más de diez años, se extingue y la asume el Estado.

Comprometió una revolución en el aula, a través de la calidad educación, donde el docente tendrá condiciones dignas para hacer su trabajo; el colegio tendrá libertad para desarrollar su proyecto educativo, y se incentivarán nuevas formas de enseñanza y aprendizaje.

“La escuela tiene que ser el modelo y el ejemplo del Chile que queremos”, aseveró. “Vamos a trabajar para que el aula sea el lugar donde los niños llegan para recibir amor y a crecer en espíritu, en cuerpo y en carácter; ese es el Chile que queremos”, agregó.

En salud, dijo que ésta es impagable, y que Chile bate records en depresiones angustias y enfermedades propias de la vida sedentaria y la mala alimentación. Adicionó que su Gobierno va a poner en el centro de su política la salud primaria, para lo cual se va a destinar el 3% de las cotizaciones en salud, y consecuencialmente, habrá gratuidad en la salud primaria.   

“Tenemos pendiente la reforma al sistema de pensiones”, añadió. “Ya hemos dicho, ni un peso más a las AFP; y también vamos a decir, del aporte del empleador, vamos a poner un mayor esfiuerzo en el pilar solidario. Nos vamos a hacer cargo del problema previsional no en los próximos treinta años, como dijo Piñera, sino que aquí y ahora”, aseguró.

Descargar Audio

Para la tercera edad anunció gratuidad en medicamentos y rebaja en el costo del trasporte, de forma de igualarlo a lo que pagan los estudiantes.

Mujer, pueblos originarios y migrantes

Luego abordó el tema de la situación de la mujer, que calificó de una vergüenza. En ese plano, anunció un proyecto de ley contra la violencia en el pololeo; un proyecto que extienda el derecho a la sala cuna, jardines infantiles y educación pre escolar, y fundamentalmente, un proyecto que establezca el principio de a igual trabajo, igual salario.

“Trabajar en esa dirección se llama hacer justicia, y también vamos a hacer justicia con las personas que vienen de la diversidad. Quiero decirles que hemos tratado con abuso histórico a nuestros pueblos originarios, y eso me duele en el alma”, dijo ante una estruendosa ovación, luego de lo cual agregó:

“En la nueva Constitución, construida por los chilenos en un proceso participativo, vamos a avanzar a un Chile que acoge a todos los sectores y le da reconocimiento constitucional a nuestros pueblos originarios, protegiendo su libertad, su cultura, su lenguaje, su conocimiento, sus actividades y vamos a trabajar para que tengan representación política propia en las instituciones de representación del Estado”.

Descargar Audio

Manifestó su disposición a una política migratoria justa, “que frene al sinvergüenza, pero aquel que llega a ganarse la vida pensando que en Chile hay una esperanza, reciba el mismo cariño que recibieron miles de chilenos cuando tuvimos que salir al exilio, porque en Chile no teníamos segura la vida”.  

Desarrollo de Atacama

Guillier tuvo especiales palabras para el desarrollo de la región de Atacama, “a la que vamos a transformar en la capital mundial de la energía solar”.

“Y que nadie diga que esta es una oferta gratuita, porque aquí están los proyectos eólicos y solares más grandes de Chile y de Latinoamérica. El cambio ya se produjo, no en ‘el gobierno de los mejores’, cuando no hicieron la menor refdorma y dejaron intactos los grandes monopolios de la energía, sino en nuestro gobierno, el de la Presidenta Bachelet, que cambió las reglas del juego, de manera que hoy las energías renovables no convencionales, que no pasaban del 6% en el gobierno de la derecha, superan ya el 17%, y es esta región la que tiene el liderazgo en estas nuevas energías limpias, sanas y renovables, que permiten convivir con un medio ambiente sano para nuestros hijos y para nosotros”.

Descargar Audio

Apuntó enseguida a otros polos de desarrollo, como el turismo de naturaleza; y las industrias culturales, del conocimiento, la planificación de diseño y la programación, que ya general alrededor del 2% del PIB, las que definió como la industria del futuro; la ruta del borde costero de Huasco al sur, el programa Chile Potencia Alimentaria, y la protección de las pymes de la minería.

En torno a las pymes formuló dos anuncios: revisar las deudas tributarias, que tienen retraso de años y no han podido pagar, y terminar con el abuso de pago de facturas por más de 30 días.

Y concluyó:

“Nosotros tenemos una visión de Chile más amplia, más justa y mejor que la derecha. Ninguno de estos temas está en el programa del candidato de la derecha; sólo quiere echar funcionarios públicos, suprimir y echar atrás la reforma tributaria, que por fin hace que los más ricos de Chile paguen impuestos, porque él no quiere que los ricos paguen impuestos; entonces, va a tener que echar atrás muchas políticas sociales.

Porque ¿cómo las va a financiar si echa para atrás una reforma que está permitiendo la gratuidad en la educación, y quiere cercenar muchas políticas que apoyan a la tercera edad o a las mujeres jefas de hogar?.

Por esa razón, no podemos retroceder. Yo los invito a que sigamos adelante con los cambios, que tomemos la bandera del relevo a la Presidenta Michelle Bachelet.

Sobre mis hombros están Pedro Aguirre Cerda, Eduardo Frei Montalva, Salvador Allende, Patricio Aylwin, Eduardo Frei, Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, la más corajuda, la más valiente, la mejor de todas. Los invito a trabajar para que el cambio en Chile no se detenga. Vamos a derrotar a una derecha reaccionaria y conservadora.  

Los invito a trabajar para un Chile para todos los chilenos, y que acoja a aquellos que llegan desde distintos lugares del mundo, buscando un lugar donde vivir y formar su familia. ¡Viva Chile!, ¡vivan nuestros trabajadores!; ¡vivan nuestras mujeres!, ¡vivan nuestros pueblos originarios y ¡vivan nuestras regiones!, porque vamos a ir a una regionalizar el país y empoderar las regiones para que tomen sus propias decisiones.

Tenemos mucho por cambiar e invito a nuestros candidatos a senadores, a diputados y a CORES, para que hagamos un gesto compartido como equipo, en unidad, para abordar estas tareas. Muchas gracias”    

Descargar Audio

Reacciones

Consultado sobre el acto y el discurso, el diputado y candidato al Senado, Lautaro Carmona, señaló:

“Era un acto muy necesario, constituye un gran estímulo para estos últimos días de campaña, y no tengo ninguna duda, tanto por razones históricas, como por el trabajo realizado, que Alejandro Guillier será primera mayoría en Atacama, en primera vuelta, porque esta es una región de izquierda, y así lo hizo saber en su discurso: un discurso macizo, un discurso de estadista, un discurso de quien le va a dar continuidad al proceso de transformaciones iniciado por la Presidenta Bachelet, con pronunciamientos muy claros y categóricos. Un acto donde el factor de la unidad fue la clave de la convocatoria, del estado de ánimo y de la mística. Si seguimos con esta energía, no me cabe duda que conquistaremos una gran victoria este 19 de noviembre”.

Descargar Audio

A su turno, Mario Rivas, ex Gobernador de Copiapó y candidato a diputado, manifestó:

Descargar Audio

“Un acto muy unitario, mucha gente, muy masivo, un teatro lleno, con mucha mística y unidad, Es lo que se esperaba. No podía ser menos ante la presencia de nuestro candidato presidencial. y futuro Presidente de la República. Un discurso contundente, donde primero hizo un compromiso de continuidad de las reformas que ha impulsado la Presidenta Bachelet, y respecto a la región, mostró que tiene una visión muy clara acerca de sus potencialidades”.