Equipo ES. Valparaíso. Luchar por el fin de las AFP (Administradoras de Fondos de Pensiones), batallar por Asamblea Constituyente y una nueva Constitución, rebajar la dieta de los parlamentarios, terminar con la mercantilización de los derechos sociales, avanzar en una reforma estructural al modelo de salud, y defender los derechos de la mujer y de las niñas y niños del país, son algunos de los objetivos que se trazó la nueva bancada del Partido Comunista en la Cámara de Diputados, en el periodo 2018-2022.

Los comunistas hicieron explícito lo que serán sus tareas y batallas legislativas, en un documento dado a conocer a la opinión pública. El siguiente, es el texto íntegro:

 Documento Compromiso Parlamentario

Partido Comunista de Chile.

 El Partido Comunista de Chile, partido con más de 100 años de historia, lucha por la reivindicación de los intereses de los y las trabajadoras frente a la explotación y enajenación de sus vidas por parte de los capitales extranjeros y nacionales, reafirma su compromiso por la transformación social, por la libertad, la soberanía del pueblo y la unidad de las fuerzas progresistas en pos de avances y conquistas democráticas para el pueblo chileno.

Es por lo anterior que venimos a presentar a quienes serán nuestras nuevas y nuevos parlamentarios, los y las cuales tendrán la importante tarea de continuar la misión histórica de nuestro partido y mantener en alto las banderas que anteriormente levantaran desde el parlamento Gladys Marín, Julieta Campusano, Pablo Neruda, Volodia Teitelboim, Mireya Baltra, entre otros y otras.

Es por lo anterior que los diputados y diputadas del Partido Comunista reafirmamos nuestro compromiso por:

1) Una Nueva Constitución en cuyo centro soberano se ubique el pueblo chileno deliberando democráticamente su futuro, es la madre de las batallas para la superación de un periodo histórico en chile marcado por el pinochetismo, el neoliberalismo y la sustracción al pueblo de su soberanía y derecho a decidir. Es una tarea de reivindicación histórica en la cual llamamos a toda la sociedad y a las fuerzas democráticas y progresistas en su conjunto a sacudirnos por fin de uno de los principales soportes institucionales de la dictadura y la derecha. El camino que ha señalado el Partido Comunista para la superación de esta constitución antidemocrática no es otro que el de la Asamblea Constituyente.

 En la misma dirección, continuaremos la batalla por que exista en Chile la iniciativa popular de ley que permita que la ciudadanía y los movimientos sociales sean protagonistas a la hora de legislar.

2) Lucharemos firmemente por el fin de las AFPs, buscando los caminos y alternativas de unidad que nos permitan juntos como sociedad y pueblo, establecer una convención social basada en los principios de solidaridad y responsabilidad colectiva  que nunca debieron ser eliminados, con el fin de mejorar las pensiones de los adultos mayores. Y con esto terminar uno de los mayores atentados a la calidad de vida de los trabajadores empobreciéndolos en su etapa de jubilación. No olvidamos que este sistema usurero de las AFPs es un legado del hermano del actual candidato presidencial de la derecha y del pinochetismo: Sebastián Piñera.

3) Tal como lo propusiéramos una vez rota la exclusión del  partido con nuestros tres primeros diputados en el año 2010, renovamos nuestro compromiso por la rebaja de la dieta parlamentaria a la mitad. Creemos que es insoportable la actual brecha de desigualdad en nuestro país y la abultada dieta parlamentaria que no hace más que reafirmar y abultar esta inequidad, siendo absolutamente necesario dar una señal pública al país de austeridad y vocación de servicio público desde el parlamento.

4) La mercantilización de los derechos sociales básicos ha llevado a miles de familias chilenas a encontrar en el endeudamiento una alternativa para el disfrute de mejores oportunidades en sus vidas presentes, sin embargo, esto se hace con cargo a un futuro que es incierto y en donde muchas de estas familias terminan siendo gravemente golpeadas por las deudas. Es por ello que creemos firmemente en profundizar las reformas que consolidan derechos sociales, como el derecho a la educación pública, gratuita y de calidad garantizada por el Estado, erradicando a la banca privada para terminar con esta realidad que aqueja a miles de jóvenes y sus familias, generando acuerdos para consensuar vías de salida al endeudamiento, en particular a los actuales deudores del  CAE.

5) Reafirmamos nuestro compromiso con la igualdad de derechos entre hombres y mujeres. Seguiremos impulsando las medidas que permitan a las mujeres vivir una vida libre de acoso, abuso y toda violencia sexual, física, psicológica, económica y emocional, así como aquellas que apunten a la autonomía sobre sus cuerpos y a la igualdad de salarios entre hombres y mujeres. Seguiremos trabajando por impulsar la corresponsabilidad como forma de poner fin a la división sexual del trabajo, entre otras medidas.

6) Reafirmamos nuestro compromiso con los niños, niñas  y adolescentes, por lo que continuaremos impulsando políticas de prevención y defensa contra la violencia domestica, social e institucional.

7) Creemos firmemente en la necesidad de desarrollar una reforma estructural al modelo de salud, que termine con  las concesiones hospitalarias, que garantice el derecho constitucional a la atención oportuna y el fortalecimiento de la salud pública. Al mismo tiempo, creemos necesario que se avance en una regulación de los precios de los medicamentos para así garantizar el acceso a la salud para toda la población.

8) Como partido que atribuye un rol central a los trabajadores en el progreso y la transformación de la sociedad, seguiremos impulsando el mejoramiento de sus condiciones de vida. Para ello estimamos indispensable alcanzar la plena titularidad sindical para fortalecer la organización de los trabajadores y la disminución de la jornada laboral a 40 horas semanales.

9) Tenemos la convicción de que Chile debe dar una batalla estratégica por la recuperación de sus recursos naturales, hoy controlados por grandes grupos económicos que han actuado como agentes corruptores de la democracia. Para lograr un horizonte de desarrollo para todos y todas, trabajaremos para convocar a las mayorías que coincidan en la necesidad de crear una Empresa Nacional del Litio que desplace a SQM; en la nacionalización del agua y en la nulidad de la corrupta Ley de Pesca que regaló nuestro mar a un puñado de empresas.

Seguiremos investigando, denunciando y luchando contra la corrupción.

10) Por último, el Partido Comunista se prepara para una nueva etapa histórica en Chile y hace un llamado a todas las fuerzas progresistas, democráticas y de avanzada a estar a la altura de este gran desafío, en el cual debe estar al centro un mejor destino para todos los chilenos y chilenas, muy distinto del que ofrece el capitalismo neoliberal y su mercantilización de la existencia humana.