Con sumo interés y plena solidaridad, un grupo de artistas, intelectuales y académicos en el campo internacional hemos decidido apoyar la posición de las y los firmantes del Manifiesto de Valparaíso y los más de 350 colegas en Chile que se reunieron con Alejandro Guillier en Casa Michoacán de Santiago, el 8 de diciembre, para atestiguar su compromiso con la promoción de la cultura al salir electo como Presidente de Chile en las elecciones del 17 de diciembre.

“Nosotros y nosotras: artistas, trabajadores de la cultura, académicos, académicas, profesionales e intelectuales y, en general, ciudadanas y ciudadanos de muchos países, profundamente  preocupados por el futuro de América Latina y el Caribe, en donde notamos nuevamente las intervenciones del imperialismo y la ultraderecha en contra de, entre otros, los pueblos de Argentina, Brasil y Venezuela, y hace pocos días, contra el pueblo de Honduras, proclamamos nuestro respaldo a las organizaciones progresistas de Chile, para derrotar en las urnas, el 17 de diciembre, a la derecha reaccionaria abanderada por el pinochetismo y el neoliberalismo.

La coyuntura de Chile nos permite observar que la unidad del centro-izquierda, que ha gritado por décadas “¡El pueblo unido jamás será vencido!”, tiene hoy la oportunidad de ganar las elecciones con Alejandro Guillier, contando con el apoyo de quienes votaron por el Frente Amplio y otros partidos progresistas, y continuar la transición hacia la democracia participativa y más igualitaria, en donde la riqueza de Chile se distribuya mejor a todos los chilenos y chilenas. Chile puede ser, otra vez, un ejemplo para toda la región latinoamericana y caribeña y el mundo.

Nos hacemos eco, por lo tanto, del llamamiento hecho por los artistas y trabajadores de la cultura de Chile, que jamás han perdido su vínculo con las grandes mayorías chilenas, para que la unidad de quienes apoyaron el 19 de noviembre a Alejandro Guillier, Beatriz Sánchez y los demás candidatos de otras corrientes progresistas políticas y sociales le dé respuesta afirmativa a las grandes demandas de la población. En su Manifiesto de Valparaíso dicen: “Desde esta ciudad puerto hacemos un llamado a entender lo que el pueblo está expresando. Llegó el momento de que se despliegue un país diferente. Nuestra gente necesita del alimento cualitativo del arte, de la cultura, de la multiplicación de mundos de referencia simbólica. Pero también necesita una vida mate