Tras los resultados de la segunda vuelta presidencial, el timonel del Partido Comunista, Diputado Guillermo Teillier, sostuvo que es un desafío imperante cuidar mucho más la unidad de los sectores de centro-izquierda progresistas, e incluso pensar en ampliar la correlación de fuerzas, con el objeto de hacer permanentes las reformas y conquistas sociales cursadas en el actual gobierno.

Asimismo, el diputado reelecto por el distrito 13 de la RM, afirmó que las encuestas se equivocaron al igual que en la primera vuelta, lo que habla de cómo pueden cambiar las opiniones de la ciudadanía en corto tiempo, frente a los procesos electorales y sus viscisitudes.

El parlamentario aseguró que el deber de su sector es responder a los más de 3 millones de personas que votaron por su proyecto político y se manifestaron a favor de continuar un camino de reformas y transformaciones sociales, que según aclaró, no termina con el gobierno de Sebastián Piñera.

Por otro lado, Guillermo Teillier afirmó que Sebastián Piñera hizo una jugarreta para conseguir más votos, apropiándose de obras del actual gobierno, al proponer por ejemplo, un aumento de gratuidad a 25 mil estudiantes de los centros de formación técnica e institutos profesionales, en tanto el proyecto de Alejandro Guillier contemplaba el ingreso de 70 mil jóvenes más a dicho beneficio en 2018.

En ese sentido, el diputado por el distrito 13 dijo esperar que el empresario no pueda echar abajo la glosa presupuestaria, donde quedó establecido adscribir a estos 70 mil jóvenes a la cobertura de gratuidad en la educación superior.

Del mismo modo, el presidente del Partido Comunista manifestó su preocupación por el peligro que corre la reforma educacional tras el anuncio de Sebastián Piñera, de revertir la reforma tributaria, para lo cual estableció rebajar los impuestos que paga el 1% más rico, del 27% al 23%, como una de las primeras medidas de su gobierno.

Llevando este escenario al plano internacional, el diputado Guillermo Teillier destacó que el presidente argentino, Mauricio Macri, quien apoyó la candidatura de Sebastián Piñera, está impulsando una reforma previsional que implica una rebaja de las jubilaciones. A su juicio, este significa un mal precedente para Chile, considerando que el empresario no ha entregado una propuesta clara al respecto.