El anunciado acuerdo entre Corfo y la empresa SQM, que pone término al juicio iniciado por graves incumplimientos de la minera, es lesivo para el interés nacional.

            Es un acuerdo que legitima la corrupción. Está ampliamente acreditado que SQM se transformó en uno de los principales agentes corruptores de la sociedad chilena, como promotor de operaciones de financiamiento ilegal de la política. Tal es así, que paralelamente SQM ha aceptado un acuerdo con el Ministerio Público en la causa penal por cohecho, reconociendo, de este modo,  haber cometido el delito de soborno para obtener una ley favorable a sus intereses.

       Se cercena al Estado de la posibilidad de emplear el litio para industrializar el país, contrariando las recomendaciones de la Comisión Nacional del Litio, en orden a crear y desarrollar para este efecto una empresa pública.  Chile pierde una oportunidad para ser protagonista de su propio desarrollo, pues le entrega multimillonarias ganancias a  una empresa cuya característica esencial es la ilegalidad en todos los ámbitos, laboral, penal, ambiental.

            El Partido Comunista rechaza este acuerdo, advirtiendo las severas  consecuencias que tiene para el país la legitimación de la corrupción. Es muy grave que se instale un trato preferencial para los poderosos, donde los delitos de cuello y corbata quedan impunes.

            Sería un  peligroso precedente que en Chile las empresas multimillonarias y los poderosos que delinquen no sólo queden impunes,  sino, que además continúen relacionados con el Estado en mejores condiciones económicas.

            La ampliación de la cuota de extracción del litio hasta el año 2030, pone la lápida a las propuestas que, como la de nuestra Bancada de Diputados propone crear una empresa estatal que explote en forma sustentable e industrialice este mineral. En esta perspectiva, resulta de extrema gravedad que el referido acuerdo señale que en el 2029 se procederá a nueva licitación del Litio del Salar de Atacama, renunciando nuevamente  a la opción que sea el estado quien explote directamente este mineral, como se hace con el cobre a través de Codelco.

            Hacemos un llamado a buscar todas las opciones legales para poner fin al contrato de arriendo del Salar de Atacama que tiene SQM e impedir que se concrete un acuerdo que hiere la dignidad nacional. El mejor camino que asegura que la riqueza del Litio vaya en beneficio de todos los chilenos y chilenas es que una empresa estatal se haga cargo de explotar del Litio e incorpore valor agregado a su producción.

Partido Comunista de Chile

 

Martes 23 de enero del 2018