(Vía eldinamo.cl y chilevision.cl)

“¡Y que querí, hueón!”…

Valentín Trujillo, el “tío Valentín”, se ha convertido en un ícono chileno: trabajó en Pin Pon, Sábados Gigantes y el Profesor Rossa, además de recibir distintos galardones a lo largo de su vida, incluido el Premio Presidente de la República. Hijo de profesora y minero, comenzó desde pequeño a tocar el piano, pero poco se sabía de su propia historia… hasta ahora.

En el programa “Mi Rincón” de CHV, el artista se confesó con Jean Philippe Cretton y contó cómo vivió uno de los momentos más duros de la historia nacional: el Golpe de Estado y el asesinato de Víctor Jara.

A Victor lo hicieron abandonar bárbaramente este mundo, él no quería. Yo comparo el cruel asesinato de Víctor Jara con lo que ocurrió con Federico Garcia Lorca en la guerra civil española”, expresó el destacado pianista.

(Es) un dolor inmenso que no se me quita, hay heridas que ya no se cicatrizan, esa es una de las heridas que no se me cicatriza, hay varias más, pero esa es una, no solamente a mi, si no a miles de chilenos”, continuó durante el programa, agregando que “a los que nos dicen, den vuelta la hoja. ¡Oye! no me mataron a un gato, fue un ser humano, un hermano, un hijo, un tío, un amigo…”.

“Me enteré de la muerte de Víctor Jara, arrancando, cuando me vinieron a buscar, tuve amigos que me escondieron, me echaron de la televisión, del colegio por pensar distinto, pero me cuidaron bien”, expresó, agradeciendo además la gestión de Mario Kreutzberger para volver a trabajar en Canal 13. Fue ahí donde se dio cuenta de lo que estaba pasando.

“Canal 13 estaba informado de todo antes del golpe… ¿Sabes quien era el director artístico? El cura Hasbún. Todos sabían (del golpe) menos nosotros, ni siquiera Salvador Allende. Salvador Allende el 11 de septiembre a las 10:3o de la mañana decía Augusto, que será de Augusto, pobre Augusto. No sabíamos nada, como no tuvimos idea de nada ahora