Ante el fallo del Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región contra el ex Presidente Lula, el Partido Comunista de Chile expresa su solidaridad con el pueblo brasileño y su Partido de los Trabajadores (PT).

Rechazamos este fallo que sin ninguna prueba fehaciente condena penalmente al ex Presidente Lula. Claramente, el propósito principal de esta medida es intentar impedir su candidatura presidencial en las próximas elecciones programadas para el mes de octubre de este año.

Este fallo anti-jurídico, con clara intencionalidad de favorecer a la Derecha, así como frenar y revertir los avances democráticos y populares que se venían alcanzando en Brasil, se suma al proceso – igualmente reñido con la ley y los fundamentos de la democracia – que concluyó con el impeachment de la Presidenta Dilma Rousseff. De esta forma, se configura en Brasil la fórmula del “Golpe Blando” que permite a la Derecha derrocar a una Presidenta electa democráticamente e impedir la candidatura de un ex Presidente sin la necesidad de recurrir – como lo han hecho anteriormente – a las Fuerzas Armadas para imponer un golpe militar.

Valoramos la decisión del ex Presidente Lula y de su Partido de los Trabajadores de mantener la lucha para ejercer su derecho democrático, legal y constitucional de mantenerse como candidato presidencial para las próximas elecciones.

Finalmente, reafirmamos nuestra convicción de que el pueblo brasileño saldrá victorioso en su lucha por un país más democrático, igualitario y progresista. En ese afán, contará siempre con la solidaridad de nuestro Partido y pueblo.

 

Partido Comunista de Chile

Santiago de Chile,  enero 2018

image_pdfimage_print