Hemos conocido nuevamente las noticias que llegan sobre la grave situación que afecta al pueblo de Palestina, víctima de una verdadera masacre que ha recrudecido en el marco de las protestas del Día de la Ira en Gaza.

Se reportan al menos 52 muertos y más de dos mil heridos tras las manifestaciones  por el traslado de la Embajada de EE.UU. a Jerusalén, según consignan las informaciones; todo se acrecenta precisamente por la medida de la Administración Trump de este reconocimiento de la capital israelí en esta ciudad sagrada, reconocida como tal por la propia ONU.

El Partido Comunista de Chile expresa su repudio ante esta situación que violenta todos los tratados internacionales y  exige al gobierno de Chile, particularmente a Cancillería, tomar  posición activa para detener estas crueles violaciones a los derechos humanos.

La actitud de Israel, seguida por Trump y hasta ahora pocos países, en orden a trasladar las embajadas a Jerusalén, es una abierta provocación al pueblo de Palestina y a la comunidad internacional.

Es urgente parar ahora la violencia de carácter criminal que ejerce Israel sobre el pueblo de Palestina. Nos sumamos a al llamado del Comité de la ONU para la Prevención de la Discriminación Racial que emitió una declaración en la que pide al Gobierno de Israel que acabe con “el uso desproporcionado de la fuerza” contra los manifestantes palestinos. Pedimos a todas y todos solidaridad activa con el pueblo de palestina.

 

Partido Comunista de Chile

14 de mayo 2018

image_pdfimage_print