El retorno de Julio Ponce Leoru a la administración de Soquimich, bajo una figura fraudulenta burlando supuestas tratativas que lo marginaban de la empresa, constituye un agravio para Chile.

Este hecho no hace más que demostrar lo que el Partido Comunista advirtió oportunamente: El acuerdo al que arribó la CORFO con SQM en enero de este año, lesiona gravemente el interés nacional y legitima la corrupción, pues le entrega nuestras riquezas a una empresa que ha sido denunciada y sancionada por la perpetración de delitos de cuello y corbata.

El Partido Comunista, además, desplegó todas las acciones necesarias para evitar la concreción de ese acuerdo perjudicial para nuestro desarrollo, sin embargo, las instituciones que debían velar por el interés general desestimaron lo evidente y lo validaron.

Hoy, el ex Vicepresidente de CORFO Eduardo Bitrán, afirmó públicamente que fue objeto de presiones de parlamentarios en favor de Julio Ponce Lerou. Eduardo Bitrán debe transparentar absolutamente la información y señalar quiénes son esos parlamentarios, porque son acusaciones graves emitidas ante la opinión pública y que podrían configurar delitos.

Por otro lado, dejamos claro que hemos propuesto un camino para recuperar el patrimonio de todos los chilenos. La posición del Partido Comunista es la de nacionalizar SQM y crear una empresa estatal que explote el litio. Es por ello que nuestra Bancada presentó un proyecto de reforma constitucional que crea la Empresa Nacional del Litio y que, al mismo tiempo, caduca todos los derechos de SQM, radicado en la Cámara de Diputados. Ante este escenario, resulta urgente y un imperativo ético discutir y aprobar este proyecto para terminar con la impunidad de SQM y poner un recurso estratégico como el litio en beneficio de las necesidades del pueblo chileno.

Partido Comunista de Chile

Junio 07 de 2018

image_pdfimage_print