En el centenario del triunfo de la Revolución Socialista de Octubre

Este siete de noviembre de 2017 se conmemora en todo el mundo el centenario del triunfo de la Revolución Socialista de Octubre, que marcó el inicio de una nueva era en la historia de la humanidad.

Fue el triunfo de obreros y campesinos y de un ideario revolucionario, que llevó la justicia y el desarrollo para millones de personas, y la creación de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, que gravitaría enormemente en los acontecimientos a nivel mundial.

El triunfo de la revolución bolchevique, bajo el liderazgo de Vladimir Ilich Lenin, eminente realizador de las ideas de Marx y Engels, que con su capacidad intelectual y su genio de organizador, marcó una nueva etapa en la lucha de los comunistas y socialistas en todo el mundo y fue un aliento para que los pueblos se organizaran y lucharan por una sociedad más  justa.

La Revolución de Octubre y todo el proceso que desencadenó, tuvo una positiva influencia en las luchas de movimientos de liberación nacional y la descolonización de países que se encontraban bajo el dominio imperial de las principales potencias capitalistas, en todos los continentes del planeta.

Solo la existencia de la URSS pudo derrotar el intento del nazismo de dominar el planeta, a costa de millones de muertos y víctimas de las hordas fascistas. El mundo no podrá jamás olvidar este enorme sacrificio de millones de soviéticos que hoy hereda el pueblo ruso y todas las nacionalidades que lucharon con el mismo ímpetu y heroísmo.

La existencia de la URSS marcó un proceso de soberanía, desarrollo y participación y demostró la posibilidad de la construcción de otro tipo de sociedad que hoy celebramos y continuaremos celebrando, independientemente  de los procesos que luego se sucedieron y que nos obligan a estudiar todos sus aspectos positivos y también  los errores que llevaron a su derrota, lo que no significa la derrota de nuestros idearios porque el socialismo vive y el proceso de lucha continua de acuerdo a las condiciones de cada país y de la época actual.

Recogemos el significado histórico de la Revolución de Octubre y el legado teórico y de lucha de Lenin, que inspira para continuar procesos transformadores, que lleven más democracia,  justicia y equidad a nuestros pueblos.

Partido Comunista de Chile.

Santiago, 7 de noviembre de 2017.




Declaración Pública

El Partido Comunista reitera que no existe, ni ha existido, en su proceder para recuperar el pleno dominio en dos de sus propiedades, la intencionalidad de dañar a terceros. Por propia declaración de las personas que están siendo requeridas judicialmente queda claro que, durante largos años, el Partido Comunista ha soportado una situación que lo afecta, sin tomar medidas legales que en derecho pudo adoptar. Optó siempre por llegar a acuerdo, sin embargo todas sus propuestas fueron rechazadas.  Ante ello y porque hoy el Partido Comunista debe cumplir con la Ley de Partidos respecto de sus bienes es que decidió recurrir a la justicia.

El Partido Comunista hará todos los esfuerzos para lograr una decisión validada por la justicia que reconozca sus derechos, con la voluntad de que la resolución judicial se alcance mediante el acuerdo y su cumplimiento.

En todo momento en estos largos años ha existido de parte del Partido Comunista una actitud dialogante, los hechos así lo demuestran.  Nos parece positivo hoy, según lo que declaran a medios de comunicación, que las personas demandadas estén reconociendo el dominio del Partido Comunista sobre los bienes y establezcan la voluntad de buscar acuerdos, lo que sólo puede hacerse en sede judicial.




Declaración Pública

 

En relación a la información aparecida hoy en El Mercurio, con una clara intencionalidad política-electoral, el Partido Comunista declara lo siguiente:

  1. Lo que se ha ejercido es la acción judicial de precario, respecto de una familia que vive desde hace años en el predio sin ningún título, con la finalidad de normalizar la situación en cumplimiento a lo ordenado por la ley de partidos políticos, referido al porcentaje de inmuebles de su dominio, no destinados directamente a las actividades partidarias, también fijadas por ley.
  2. Por tanto, el juicio no está dirigido a pobladores, como se ha tratado de establecer falsamente. También debe quedar claro que en el juicio iniciado, aún no se realiza el diálogo con la parte demandada, lo que permitirá atender y conjugar los intereses de ella que también son legítimos.
  3. Se trata de conjugar entonces todas las obligaciones que el Partido Comunista debe cumplir con el destino efectivo de los inmuebles de su dominio, estableciendo las certezas para las partes involucradas y para quienes fiscalizan por ley la actividad partidaria.
  4. Rechazamos terminantemente el aprovechamiento político que pretenden establecer diputados de la UDI, partido que ha obtenido financiamiento de manera ilícita de CORPESCA, PENTA, SOQUIMICH y otras, incluyendo en ello el cohecho para intervenir el proceso legislativo en favor de las grandes empresas como es el caso de la Ley de Pesca.

 

Partido Comunista de Chile
Martes, 24 de octubre, 2017




Proceso Constituyente Indígena. Por un Chile con los pueblos indígenas.

Los abajo firmantes, conscientes de la deuda histórica del Estado de Chile con los pueblos indígenas y de las insuficiencias y falta de voluntad que hasta ahora ha tenido el sistema político para reconocer derechos integrales e incorporar la deliberación efectiva de los pueblos indígenas para el devenir de un país más justo, declaramos lo siguiente:

  1. Demasiadas son las voces e instituciones que dan cuenta de la necesidad de abordar en profundidad un nuevo modo de relacionamiento con los Pueblos Indígenas, por una parte para erradicar la violencia que no compartimos, pero por sobre todo, cumpliendo a cabalidad las obligaciones que derivan de los tratados de derechos humanos que Chile ha suscrito. Entre las más recientes, se encuentran el Informe Anual sobre DD.HH de la Universidad Diego Portales; y el emplazamiento del grupo de expertos de la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, que llamó a no invocar la Ley Antiterrorista para lidiar con hechos ocurridos en el contexto de protestas sociales de los mapuche, que buscan reclamar por sus derechos.
  2. No compartimos la criminalización y trato discriminatorio hacia el pueblo Mapuche. Sostenemos que el camino para reconstruir las confianzas y las relaciones entre el Estado y este pueblo, y los otros que habitan el territorio, es a través de la vía política, de manera que el Estado y la sociedad reconozcan el valor de los Pueblos Indígenas en un pie de igualdad y permitan que ellos participen en las instancias de deliberación política del país.
  3. Partimos de una premisa fundamental: entendemos y valoramos que la sociedad chilena ésta compuesta por diversos pueblos, a los que indiscutidamente les asisten derechos económicos, sociales, culturales y políticos que deben tener expresión constitucional.
  4. En ese sentido, creemos que el Gobierno de la Presidenta Bachelet ha iniciado una ruta correcta con el Proceso Constituyente Indígena, la que debe ser fortalecida y esperamos pueda concluir exitosamente. Resulta imperativo cambiar la actual Constitución heredada de la dictadura, que configura un Estado mono cultural, que desconoce la preexistencia de  culturas originarias, pretendiendo asimilar a los Pueblos Indígenas a los parámetros de la sociedad occidental, por una que reconozca a dichos pueblos y el carácter plurinacional de la sociedad chilena.
  5. En virtud de lo anterior, consideramos que el camino político que ha abierto el Gobierno de la Presidenta Bachelet con el Proceso Constituyente Indígena, forma parte de una vía adecuada para ir estableciendo una relación de respeto y reconocimientos recíprocos con los Pueblos Indígenas en un plano de igualdad de derechos. Por esta razón, tanto el Gobierno como las instituciones representativas de dichos pueblos deben poner todo a su alcance para que el proceso pueda concluir de manera exitosa, abriendo un nuevo momento en nuestra historia, una nueva etapa donde comencemos a edificar una sociedad que reconoce y respeta sus raíces.
  6. Para garantizar un goce equitativo de derechos y lograr una convivencia fructífera, debemos dotarnos de una Nueva Constitución, legítima y elaborada íntegramente en democracia, que reconozca a los Pueblos Indígenas y sus demandas así como la diversidad que caracteriza y enriquece a Chile.

Santiago, 16 de octubre de 2017.


Firman:

  • Guillermo Teillier, diputado
  • Lautaro Carmona, diputado
  • Sergio Aguiló, diputado
  • Hugo Gutiérrez, diputado
  • Daniel Núñez, diputado
  • Karol Cariola, diputada
  • Camila Vallejo, diputada
  • Bárbara Figueroa, presidenta CUT
  • Carlos Insunza, presidente Anef
  • Daniel Jadue, Alcalde de Recoleta
  • Eduardo Contreras, abogado DD.HH.
  • Carmen Hertz, abogada DD.HH.
  • Lorena Pizarro, dirigente DD.HH.
  • Alicia Lira, dirigente DD.HH.
  • Víctor Tapia, presidente Federación de Estudiantes U. de Antofagasta
  • Makarena Arias, presidenta federación de estudiantes U. de Atacama
  • Melinka Olate, presidenta Federación U. Playa Ancha
  • Natalia Silva, presidenta Federación Universidad Diego Portales
  • Eugenio Teillier, secretario general federación U. Católica de Temuco
  • Walter Astorga, secretario general Federación Estudiantes UV Aconcagua
  • Cesar Bunster, director de ICAL
  • Jaime Gajardo, 2do vicepresidente del Colegio de Profesores de Chile, Consejero Nacional CUT
  • Victor Castillo Cerda, COSOC por Santiago y Secretario JJVV Mireya Pinto Millán
  • Cecilia Poblete Morán, Presidenta JJVV Mireya Pinto Millán
  • Mario Rivas Silva, ex Gobernador de Copiapó y candidato a diputado por el distrito 4
  • César Edmundo Torres Chinchón, Profesor de Estado Universidad de Chile y Constructor Civil U.T.F.S.M.
  • Sergio Melinao Curiqueo
  • Veronica De Negri Quintana, Educadora y activista de Derechos Humanos
  • Víctor Marchant Bravo

Quienes deseen adherir a la presente declaración pueden hacerlo enviando un correo electrónico a oficinaprensapc@gmail.com.