Declaración Pública Partido Comunista sobre Piñera y la Araucanía

Frente a las declaraciones del Presidente Piñera sobre la política que su gobierno impulsa hacia el pueblo mapuche, señalamos:

El denominado conflicto mapuche ha sido la expresión y consecuencia de una política de exclusión y negación de los derechos del pueblo mapuche, de siglos y décadas de promesas y acuerdos incumplidos por parte del Estado de Chile; de no saber responder a sus demandas políticas, económicas y sociales. Es en el presente el resultado de una construcción estigmatizadora y racista de la derecha política de nuestro país y del cual el mundo progresista no ha sabido responder con una política consistente y plena de derechos.

Las declaraciones del Presidente Piñera de negar un derecho que actualmente reconoce la ley indígena de restitución de tierras, de querer limitar las soluciones a una dimensión asistencial y no al reconocimiento de derechos políticos, económicos y territoriales en los hechos genera condiciones para una mayor tensión y conflictividad.

La inversión en restitución de tierras ha sido una política justa pero incompleta, tanto por la ausencia de recursos suficientes para restituir derechos conculcados a las comunidades mapuches, como por la ausencia de apoyos económicos que permitan un desarrollo con pertinencia cultural indígena.

El Plan para la Araucanía que propone el Presidente, en los hechos es más violencia policial, militarizada, sin límites y adecuado control social. Es adecuar la legislación antiterrorista para perseguir a la demanda de restitución de tierras, tal como lo han señalado los organismos internacionales en materia de derechos humanos

Estamos frente a un conflicto político que no se soluciona con más violencia institucional, sino que mediante respuestas políticas y reformas constitucionales que le otorguen al pueblo mapuche y a los otros ocho pueblos indígenas participación política en el Congreso, reconocimiento Constitucional y de un Estado Plurinacional y derechos territoriales.

Finalmente, debemos preguntarnos cuáles son los intereses del gobierno de derecha, hacia donde apunta su estrategia, que objetivos económicos persigue un gobierno orientado a la acumulación de unos pocos y la postergación de millones.

Partido Comunista de Chile

29 de junio 2018




Precisiones de Guillermo Teillier sobre actual escenario político: “Hay sectores que quieren establecer un “anillo de los elegidos”, dejando fuera a “excluidos” a los que sólo se convocaría para ganar elecciones nada más”

Teillier, en entrevista a fondo con el periódico digital elsiglo.cl,  cuestionó exclusiones dentro de la oposición. Habló de la próxima Conferencia Nacional del Partido Comunista, de la “sequía legislativa” del gobierno de Piñera, de temas laborales y sobre América Latina.

A continuación principales párrafos, preguntas y respuestas frente a la contingencia con importantes definiciones sobre el cuadro político: “…dentro de la oposición hay sectores que quieren establecer un “anillo de los elegidos”, dejando fuera a “excluidos” a los que sólo se convocaría para ganar elecciones, nada más. Teillier estableció: “La pregunta es qué va a prevalecer, la posición unitaria, sin tapujos ni exclusiones que se fortalece en la base ciudadana y social y de los propios partidos o las posiciones ambiguas y excluyentes que se tratan de imponer desde algunos sectores políticos”.

También expresó preocupación por lo que está ocurriendo en el mundo laboral, con aumento de despidos y proyectos de flexibilización en derechos. “Será necesario levantar una barrera ante los intentos de precarizar más las condiciones de los trabajadores chilenos”, indicó.

Al hablar de América Latina estableció que no hay un repliegue de la izquierda y el progresismo y puso varios ejemplos que darían cuenta de que lejos de una consolidación de la derecha, hay un “avance de fuerzas sociales y políticas progresistas y de izquierda”. Sobre la insistencia de partidos de derecha de meter al PC en temas de procesos de otras naciones, como Venezuela o Nicaragua, Teillier aseveró que ese sector usa “conflictos en otros países para convertirlos en factor para la división de fuerzas opositoras en Chile”.

Sobre la unidad y el PC como “piedra de tope” el diputado expreso: “Aún no he conversado con los presidentes recién electos del Partido Demócrata Cristiano (PDC) y el Partido Por la Democracia (PPD) y no tengo una versión directa de sus posiciones. Me da la impresión que en esos partidos existen tensiones respecto a cómo asumir una política de alianzas políticas, si hacerlo con todos los partidos de centro izquierda o excluyendo a algunos, salvo en los eventos electorales en los cuales nos dicen que podríamos estar todos. Nos están diciendo al PC y al Frente Amplio que podemos ir todos juntos a la elección presidencial, elegir un Gobierno, pero no todos podrían participar de este.

Agrega: “Un círculo interior de “elegidos” en el gobierno y fuera de ese anillo los otros, los excluidos, solo apoyando desde fuera. Poner así las cosas deja a la derecha en las mejores condiciones para continuar cuatro años más en el Gobierno, en las alcaldías y en las gobernaciones regionales. Y podría también abrir la posibilidad de que fuera de ese “anillo de elegidos” se conformara una tercera vertiente no dispuesta a participar como comparsa y solo para dar sustento a los cálculos meramente electoralistas de algunos. Creo que Chile necesita algo distinto, muy distinto. Por ahora se observa que dirigentes, militantes, parlamentarios, alcaldes, concejales, dirigentes sociales de todos los partidos de oposición hacen esfuerzos por llegar a acuerdos tras objetivos concretos frente a la coyuntura y en una búsqueda de cómo seguir avanzando hacia el futuro de manera unida, lo que consideramos estratégico frente a una eventual definición con la derecha. La pregunta es, qué va a prevalecer, la posición unitaria, sin tapujos ni exclusiones que se fortalece en la base ciudadana y social y de los propios partidos o las posiciones ambiguas y excluyentes que se tratan de imponer desde algunos sectores”.

Al Gobierno se le acusa de “sequía legislativa” y el Gobierno respondió que hay “obstruccionismo” de la oposición. ¿En qué estamos en estos momentos con la agenda legislativa?

Hay sequía legislativa. No tengo dudas que el Gobierno enviará varios proyectos, pero se ha demorado y hay temas en los que se ha perdido un precioso tiempo legislativo. Por qué la demora, porque no es el Gobierno tan eficiente del que se ufana la derecha, reconocido por algunos de ellos mismos, y porque está construyendo proyectos dirigidos a desandar el camino de reformas del Gobierno anterior y para ello necesita comprometer votos en el Congreso donde está en minoría. Ya está atrasado el envío del proyecto sobre reajuste del salario mínimo y la Reforma Tributaria y la Reforma Laboral, sin duda están en la mira del Gobierno y el gran empresariado para adecuarlas a sus intereses.

Preocupación expresó sobre la votación de algunos diputados de oposición y su actuar “independiente”: “Bueno, el rechazo de la acusación constitucional al Ministro de Salud da a pensar que en las bancadas de oposición ya hay parlamentarios dispuestos a votar sí o sí por el Gobierno. No todos los que votaron contra la acusación, pero que los hay, los hay”.

Se viene una Conferencia Nacional del PC. ¿Para qué se hace, cuáles serán los temas?

Sería largo enumerar temas, pero su propósito es terminar el análisis de las causas de la derrota política electoral, poner de relieve los avances logrados por el Gobierno en el que participamos y establecer los lineamientos políticos y programáticos hacia el futuro mediato e inmediato. Vivimos un  nuevo momento político, somos oposición a un Gobierno de derecha, y en el plano latinoamericano enfrentamos la agudización de las políticas intervencionistas del Gobierno de (Donald) Trump y el alineamiento con esas políticas de la derecha y sectores socialdemócratas y socialcristianos, con el propósito de evitar la convergencia de grandes mayorías nacionales y limitar los procesos de reformas sociales y políticas a los marcos que impone el modelo neoliberal. Significa también un resquebrajamiento de la integración de los países de centro y sur América.

¿Esa Conferencia va a incluir reacomodos orgánicos, modificaciones de estructura del PC, cambios de dirigentes para este periodo político?

Todos los reacomodos necesarios y posibles para tener un instrumento de Partido capaz y dispuesto a llevar adelante nuestra política. Se crean nuevas direcciones de trabajo, se propenderá al reforzamiento de las orgánicas intermedias, una redistribución de las responsabilidades de los dirigentes, una profunda campaña de educación y una incorporación de nuevos militantes activos que provengan de los miles que han adherido a nuestros registros. Desde luego nos interesa potenciarnos para los eventos electorales, pero a la par y tan importante como ello nos interesa elevar nuestra presencia en el mundo social y contribuir a la lucha por sus demandas.

El PC y sus desafíos electorales:

Cuando fueron las municipales a ustedes no les fue muy bien. En las parlamentarias subieron su representación, pero se mantienen en un  5% de votación. ¿Cómo ve el desafío de crecimiento electoral del PC?

Es nuestro desafío, muy importante, incrementar nuestra votación en la elección de concejales. Y en ello nos jugaremos a concho. La Conferencia establecerá el cómo.

¿Cómo ve usted el futuro más cercano de la izquierda chilena? ¿Dónde deberían estar los énfasis?

La izquierda chilena es una gran fuerza, pero a veces nos creemos la forma como nos etiquetan y tratan de convertirnos en una especie de guetto ideológico, que limita con un centro difuso o con una llamada clase media también difusa en sus límites. Hay una deformación en la conciencia social en cuanto a pertenencia, pero sí  hay  reivindicaciones sobre temas valóricos y medioambientales, étnicos, de calidad de vida  que atender con urgencia, sin dejar de atender la base de las diferencias sociales, las contradicciones de clase en el proceso de producción. Lo claro es que la izquierda debe salir del  guetto que nos asignan nuestros adversarios, porque en la sociedad conviven clases sociales, la principal la de los trabajadores. También distintas capas sociales, hay diversos intereses en juego, la inmensa mayoría de los asalariados, también una gran parte de pequeños y medianos empresarios, intelectuales, profesionales, mujeres, hombres, jóvenes y viejos, todos buscan respuesta. Construir un programa y una estrategia de desarrollo sustentable, con empleos dignos, es una prioridad hoy día.

Preocupación por América Latina:

La derecha evidentemente está usando los conflictos en otros países para convertirlos en factor para la división de fuerzas opositoras en Chile. Tendrán éxito si no se crea una cultura de la convivencia de las diferencias, es un desafío. La injerencia extranjera que se da hacia otros países también se instala en nuestro país y mete la cola en nuestros asuntos. Claro que no vamos a dejar por eso de expresar nuestra posición contraria a la intervención y la injerencia y de respeto por la autodeterminación de los pueblos, en favor del diálogo y la salida política cuando se instala la confrontación violenta, fuente de atropellos de los derechos de las personas y contraria a la Paz y la convivencia. Bastaría que Estados Unidos deje de intervenir, para producir una distención que el continente necesita. (Barack) Obama abrió una pequeña esperanza, Trump la está echando al tacho de la basura y en Chile no faltan los que se alegran y tratan de sacar provecho de ello.

¿Preocupa el avance  de la derecha en Latinoamérica?

Desde luego que sí,  pero confiamos en los pueblos y en los trabajadores. Por lo demás, es un avance relativo. En Brasil, Michel Temer no da más con las acusaciones de corrupción y todo el mundo sabe que para la elección presidencial la mayoría la tiene Lula Da Silva y si persisten en tenerlo preso, ganará el candidato que él respalde. En Argentina, Mauricio Macri está en una debacle, hace unos días le hicieron un paro general de proporciones. En Colombia, Gustavo Petro, el candidato de izquierda, rompió décadas de binominalismo de dos partidos de derecha, pasó a segunda vuelta y obtuvo más de ocho millones de votos. Andrés López Obrador está por ganar en México. Es decir que hubo triunfos de la derecha pero lo importante es el avance de fuerzas sociales y políticas progresistas y de izquierda.

¿Están en repliegue las fuerzas progresistas y de izquierda, se están reorganizando…?

No hay repliegue, hay derrotas ante una nueva estrategia imperial para América, nuevas formas de desestabilización y golpes de Estado “blandos”, guerra económica, bloqueo, amenaza. Están también los errores que comete la izquierda, las divisiones y la derecha actúa sobre esa base. Además, como le decía antes, lo que vemos es una movilización de las fuerzas progresistas y de izquierda, en lo social, lo político y electoral. Hay una ofensiva democratizadora y antineoliberal en América Latina.

¿Qué importancia la atribuye al Foro de Sao Paulo que reunirá a toda la izquierda latinoamericana el próximo mes?

Es una reflexión necesaria sobre la nueva situación en el mundo y especialmente en América Latina. Será una oportunidad única de encuentro, reflexión e intercambio entre partidos y movimientos de izquierda. Adelanto, para que no vayan a empezar con cantinelas, que allá en La Habana, donde será el encuentro, se va a dialogar, a conocer, nadie impondrá una línea a nadie. Es la convergencia del diálogo de partidos democráticos, progresistas, de izquierda, socialistas, comunistas e incluso socialdemócratas de nuestra América, da la impresión que esta vez el diálogo se dará también con partidos de Europa, Asia y Africa.

La alerta hacia el mundo sindical  y del trabajo:

Hay empresarios y medios de prensa que le echan la culpa a los sindicatos y al PC del cierre de empresas. Hay varias que ya cerraron con numerosos despidos.

“Es una falacia de empresarios y el Gobierno de derecha para desacreditar la reforma laboral, la negociación colectiva, la organización sindical. Hasta en la prensa especializada se mostró que las demandas y las cortas huelgas de trabajadores no tuvieron nada que ver. Hay mala gestión, hay problemas propios de este libre mercado que afecta a los asalariados. Sumemos los cientos de despidos en el sector público, en varios medios de comunicación, en otras empresas. Los responsables son otros, es una grosería decir que son los trabajadores”.

Hay una agenda laboral del Gobierno que pasa algo desapercibida: empleo juvenil, teletrabajo, revivir los grupos negociadores por sobre los sindicatos, no subir mucho el salario mínimo.

“Hay un esfuerzo del gran empresariado por instalar una mayor flexibilización y adaptación laboral. Somos contrarios a una política que otorgue por esta vía más beneficios patronales. En todo caso estamos atentos a la voz de los trabajadores. Será necesario levantar una barrera ante los intentos de precarizar más las condiciones de los trabajadores chilenos”.

 

 




El legado y las ideas de Allende viven porque son sentidas demandas sociales sostuvo Lautaro Carmona

En el marco del 110 aniversario del natalicio del presidente Salvador Allende, el secretario general del Partido Comunista, Lautaro Carmona, hizo un llamado a continuar su legado desde la perspectiva de la soberanía económica, vinculada a los recursos estratégicos de la gran minería y el apoyo a las principales demandas del pueblo de Chile.

El dirigente político, en declaraciones al noticiero de radio Nuevo Mundo, atribuyó el crecimiento económico del país a la nacionalización del cobre durante la Unidad Popular, lo que permitió financiar políticas sociales gracias a las ganancias de la empresa estatal Codelco.

En ese sentido, Lautaro Carmona apuntó a la necesidad de contar con una empresa nacional del litio que permita sostener el desarrollo sustentable del Chile actual.

 

Lautaro Carmona indicó que diversos sectores políticos y sociales coinciden en la necesidad de impulsar una empresa nacional del litio, que se haga cargo de la industrialización del mineral estratégico, en pro de la soberanía nacional y el desarrollo económico del país.

 

El secretario general del PC señaló que el legado de Salvador Allende fue la creación de un modelo de desarrollo basado en la justicia social y potenciación económica de materias primas, con valor agregado.

Lautaro Carmona añadió que en ese contexto se ejecuta el golpe de Estado contra un modelo que a diferencia del capitalista, ponía al centro el interés colectivo, el inetrès de las mayorías nacionales.

 

Finalmente, Lautaro Carmona señala que el modelo neoliberal pone en el centro la transformación de todo derecho en un nicho de negocio, y por tanto en un tratamiento de mercado, indistintamente de la desigualdad de acceso a derechos sociales tan sensibles como salud, educación y previsión.

****************************************************************************************

“Sin olvido”. El Compañero Presidente: Salvador Allende Gossens (Valparaíso, 26 de junio de 1908 – Santiago, 11 de septiembre de 1973)

(Un aporte de Luis E. Aguilera). Médico y político del Partido Socialista de Chile. Presidente de la República entre el 4 de noviembre de 1970 y el 11 de septiembre de 1973. Senador por cuatro períodos, en 1945-1953 representando a la Novena Agrupación Provincial “Valdivia, Llanquihue, Chiloé, Aysén y Magallanes”, en 1953-1961 representando a la Primera Agrupación Provincial “Tarapacá y Antofagasta”, en 1961-1969 representando a la Tercera Agrupación Provincial “Aconcagua y Valparaíso”, Región de Valparaíso y en los años 1969 y 1970, representando a la Décima Agrupación Provincial “Chiloé, Aysén y Magallanes”. Presidió el Senado entre el 27 de diciembre de 1966 al 15 de mayo de 1969. Diputado en 1937-1941, representando a la Sexta Agrupación Departamental “Valparaíso y Quillota”, Región de Valparaíso. Ministro de Estado durante la presidencia de Pedro Aguirre Cerda.

Familia y Juventud. Nació el 26 de junio de 1908, en Valparaíso. Fue hijo de Salvador Allende Castro, abogado y notario y Laura Gossens Uribe. Su hermana, Laura Allende, fue diputada socialista. Su sobrina nieta, Denise Pascal Allende, es diputada socialista.

En 1940, se casó con Hortensia Bussi Soto. Fue padre de tres hijas: Carmen Paz, Beatriz, secretaria de despacho durante su presidencia, e Isabel, senadora socialista.

Estudios y Vida Laboral. Cursó sus estudios primarios y secundarios en el Instituto Nacional y en los Liceos de Tacna y Valdivia. Terminó sus humanidades en el Liceo Eduardo de la Barra de Valparaíso.

En 1926, hizo el servicio militar en el Regimiento Coraceros de Viña del Mar. Ese mismo año, ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile donde se tituló de médico cirujano, en 1932. Su memoria se tituló: “Higiene mental y delincuencia”.

En forma paralela, se desempeñó como profesor ayudante de Anatomía en la Escuela de Medicina y en la Escuela Dental, ambas en su casa de estudios.

Ejerció como médico y anatomo-patólogo en la Casa de Orates y en la Beneficencia Pública. Entre 1932 y 1936, fue médico de la Asistencia Pública de Valparaíso y anatomo-patólogo en hospitales de Puerto Montt. En forma paralela, entre 1935 y 1936, se desempeñó como relator oficial del Congreso Médico de la Municipalidad de Viña del Mar y presidió la Conferencia Médica Panamericana.

Trayectoria política y pública. Durante su época universitaria, fue presidente del Centro de Estudiantes de Medicina y de la Federación de Estudiantes de Chile. Más tarde, fue director del grupo “Avance”.

En 1933, participó en la fundación del Partido Socialista de Chile, en el que permaneció toda su vida. Entre 1937 y 1939, fue secretario regional de Valparaíso. En las elecciones parlamentarias de 1937 fue electo diputado.

Entre el 28 de septiembre de 1939 y el 2 de abril de 1942, fue ministro de Salubridad, Previsión y Asistencia Social durante el gobierno de Pedro Aguirre Cerda.

En 1942, tras finalizar su labor ministerial, se incorporó a la Caja de Seguro Obligatorio, donde llegó a ser vicepresidente y administrador.

Entre 1943 y 1944, como secretario general del Partido Socialista, tuvo que hacer frente a divisiones dentro de la colectividad. Producto de lo anterior, buscó conformar una alianza permanente con el Partido Comunista de Chile, lo que se planteó por primera vez en el seno de su partido.

Fue elegido senador en las elecciones parlamentarias de marzo de 1945, cargo en el cual se reeligió en 1953, 1961 y 1969, completando una carrera parlamentaria de cerca de treinta años.

En 1946, en el contexto de la división del socialismo, se integró al Partido Socialista Popular. Sin embargo, entre 1950 y 1951 regresó al Partido Socialista de Chile. La unión de esta colectividad con el Partido Comunista -excluido de su existencia legal producto de la Ley de Defensa Permanente de la Democracia-, dio paso a la fundación del Frente del Pueblo.

En las elecciones presidenciales de 1952, fue candidato presidencial por primera vez, patrocinado por el Frente del Pueblo, obteniendo un cinco por ciento de los sufragios. Esa elección fue ganada por Carlos Ibáñez del Campo.

En 1956, participó en la formación del Frente de Acción Popular (FRAP), alianza de partidos de izquierda que tuvo una duración de ocho años, hasta 1964. Fue su primer presidente.

Para las elecciones presidenciales de 1958, el FRAP lo presentó como candidato. Sin embargo, no resultó elegido aunque obtuvo el segundo lugar en esa votación, con un 28,8% de los votos.

Para las elecciones presidenciales de 1964, fue nuevamente candidato apoyado por el FRAP. Sin embargo, fue derrotado por Eduardo Frei Montalva, aunque logró casi un 39% de los sufragios.

Fue presidente del Senado entre 1966 y 1969, y este último año fue uno de los fundadores de la Unidad Popular (UP), alianza política que reunió a toda la izquierda, más fuerzas de centro.

Presidencia de la República. Fue electo Presidente de la República el 4 de septiembre de 1970. En las elecciones presidenciales de 1970, obtuvo un 36% de los votos, por lo que tuvo que ser ratificado por el Congreso Pleno, que debió elegir entre las dos más altas mayorías: Salvador Allende Gossens y Jorge Alessandri.

Logró el triunfo definitivo gracias a la intervención de la Democracia Cristiana, que tenía la mayoría en el Parlamento. Este partido acordó apoyarlo siempre y cuando el electo presidente y los partidos representantes de su candidatura aceptaran la firma de un Estatuto de Garantías Democráticas, incorporado a la Constitución Política mediante una reforma. Una vez aceptada esta condición, el 24 de octubre de 1970, el Congreso Pleno lo proclamó presidente de Chile, con 153 sufragios, contra 35 de Alessandri y 7 en blanco.

Por primera vez en la historia del mundo occidental, un candidato marxista llegaba a la presidencia de la República a través de las urnas. Ejerció el cargo entre el 4 de noviembre de 1970 y el 11 de septiembre de 1973.

Durante su gobierno, intentó instaurar el socialismo por la vía democrática o Vía Chilena al Socialismo. El Parlamento aprobó la Ley para la Nacionalización de la Gran Minería del cobre. En el aspecto económico, se instauró una política de acentuada redistribución del ingreso y de reactivación de la economía. La Ley de Reforma Agraria, aprobada durante la presidencia de Eduardo Frei Montalva, le permitió avanzar rápido en la expropiación de grandes latifundios. Dio los primeros pasos para construir el área de propiedad social de la economía, usando procedimientos legales que no cuestionaban la juridicidad del sistema vigente. En el ámbito de las relaciones internacionales, se restablecieron las relaciones bilaterales con Cuba y se iniciaron, por primera vez, relaciones con China, Corea del Norte, Vietnam del Norte y Alemania Oriental.

En julio de 1971, visitó Salta en la República Argentina y entre agosto y septiembre, estuvo en Colombia, Ecuador y Perú. Entre noviembre y diciembre de 1972, realizó una gira a México, a Estados Unidos, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y Cuba. En mayo de 1973, asistió a la asunción del mando del presidente Héctor José Cámpora en Argentina.

Hacia mediados de 1972 se aceleró una profunda crisis económica, que se expresó en el aumento de la inflación y en el estancamiento productivo. En el mes de octubre de ese año, se produjo una gran huelga protagonizada por grandes y medianos empresarios y por grupos de clases medias.

En las elecciones parlamentarias de 1973, la oposición agrupada en la Confederación por la Democracia, alianza conformada por el Partido Demócrata Cristiano y el Partido Nacional, no alcanzó los dos tercios de los votos que se requerían para destituir al presidente. La alianza de gobierno obtuvo un 43% de los votos.

En los meses siguientes se agravó la crisis política, lo que se expresó en la sublevación militar llamada “tanquetazo”, del 29 de junio de 1973, y en el fracaso de las conversaciones gobierno-oposición, en el mes de agosto.

El 11 de septiembre de 1973, fue derrocado su gobierno mediante un Golpe Militar liderado por las Fuerzas Armadas y de Carabineros. Murió ese mismo día durante el ataque al Palacio de La Moneda.

Reconocimientos. Su obra, La realidad médico social de Chile de 1939, obtuvo el Premio Van Buren en 1940.

Tras el retorno a la democracia y la reapertura del Congreso Nacional, por Ley N° 19.311, publicada el 11 de julio de 1994, se autorizó la erección de tres monumentos en su memoria, uno en Valparaíso, otro en Santiago y uno Punta Arenas.

Actividades Complementarias. Como líder, ideólogo e intelectual, escribió sobre variados temas. Además de documentos, monografías y folletos, escribió artículos en publicaciones como el Boletín Médico de Chile y el Boletín de Medicina Social. Asimismo, fue coautor de un plan de Salubridad Nacional y sobre unificación de los Servicios de Sanidad.

Parlamentario en el hemiciclo. Legislatura 1945-1953

En 1945, fue electo senador por la Novena Agrupación Provincial Valdivia, Llanquihue, Chiloé, Aysén y Magallanes (período 1945 a 1953). Fue senador reemplazante en la Comisión Permanente de Gobierno e integró la Comisión Permanente de Higiene, Salubridad y Asistencia Pública, de la que fue su presidente. También, fue miembro de la Comisión Mixta de Presupuestos y de la Comisión Mixta para Estudiar la Descentralización Administrativa. Fue vicepresidente del Senado entre el 03 de julio de 1951 y el 25 de mayo de 1955.

Durante su labor participó en la gestión de la Ley N° 9.263 que creó el Colegio Médico de Chile y de la ley N° 10.383, que impulsó el Servicio de Seguro Social.

En 1948, asistió como embajador a la asunción del presidente Rómulo Gallegos Freire en Venezuela.

Legislatura 1969-1973. En 1969, fue reelecto senador por la Décima Agrupación Provincial Chiloé, Aysén y Magallanes (período 1969 a 1973). Su periodo, de cuatro años, se debió a la reforma constitucional aprobada por la Ley N° 16.672, del 02 de octubre de 1967, que creó esta nueva Agrupación Provincial, que la segregó de la Novena y fijó el período del primer mandato senatorial. No terminó su gestión ya que en 1970 fue electo presidente de la República. Fue reemplazado por Adonis Sepúlveda, que se incorporó el 21 de mayo de 1971.

Legislatura 1961-1969. En 1961, logró su tercera reelección como senador por la Tercera Agrupación Provincial Aconcagua y Valparaíso (período 1961 a 1969). Integró las comisiones permanentes de Relaciones Exteriores, de Gobierno y de Salud Pública. Presidió el Senado entre el 27 de diciembre de 1966 al 15 de mayo de 1969.

Durante el ejercicio de su cargo viajó nuevamente al exterior. En 1965 visitó Cuba y Europa, donde realizó una gira por los países socialistas. En julio de 1967, representó a Chile en la primera conferencia de la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS), surgida de un acuerdo tricontinental llevado a cabo en La Habana en 1966. A dicho encuentro, asistieron delegados de 27 países. En 1967, asistió al cincuentenario de la revolución soviética. A su regreso, visitó Cuba y México. En 1969 volvió a visitar Cuba, la República Democrática de Corea, la República Democrática de Vietnam y Camboya.

Legislatura 1953-1961. En 1953 fue reelecto senador, por la Primera Agrupación Provincial Tarapacá y Antofagasta (período 1953 a 1961). Se mantuvo en la Comisión Permanente de Higiene, Salubridad y Asistencia Social, de la que fue su presidente, que tomó el nombre de Comisión Permanente de Salud Pública. También, fue miembro la Comisión Parlamentaria Socialista. Continuó en la vicepresidencia del Senado entre el 26 de mayo de 1953 al 25 de mayo de 1955.

En 1955, logró que el Congreso promulgara dos leyes que presentó: la que creó el Servicio Nacional de Salud (SNS) y el Servicio de Seguro Social (SSS).

Como senador, viajó a los Estados Socialistas de la Unión Soviética y el 10 de agosto de 1954, a la República Popular China, presidiendo una delegación del Instituto Chileno-Chino de Cultura. En 1959, visitó por primera vez la República de Cuba, donde se entrevistó con su máximo líder, Fidel Castro Ruz.

Legislatura 1937-1941. En 1937, fue electo diputado por la Sexta Agrupación Departamental Quillota y Valparaíso (período 1937 a 1941). Fue reemplazante en la Comisión Permanente de Relaciones Exteriores e integró la Comisión Permanente de Trabajo y Legislación Social. No terminó su periodo pues fue llamado a integrarse al gobierno de Pedro Aguirre Cerda como ministro.

Perfil Legislativo. Su perfil legislativo abarcó diversas áreas, entre ellas, política internacional, salud, conflictos y políticas laborales, recursos naturales, economía y reformas constitucionales. Respecto a su labor legislativa, fue autor y coautor de cuarenta mociones, de las cuales se convirtieron leyes, entre otras, la Ley Nº 10.223 que fija el Estatuto para los Médicos Cirujanos, Farmacéuticos o Químicos Farmacéuticos y Dentistas, publicada el 17 de diciembre de 1951. El Proyecto de Ley presentado por Salvador Allende, llevaba por título “Estatuto Orgánico del Médico Funcionario” y apuntaba a racionalizar la carrera administrativa de estos funcionarios de la salud. En la presentación de este proyecto, y bajo el título “Problemas que afectan a la salud pública”, Salvador Allende se dirigió a los parlamentarios en el siguiente tenor durante la Sesión Ordinaria del martes 12 de septiembre de 1950: “En diversas ocasiones he hecho presente al Senado lo que significa para un país la defensa y el cuidado del capital humano… He hecho presente como la patología del trabajo grava la potencia del obrero chileno y, por último, he manifestado que, por desgracia, no hay una política de salubridad que aúne los efectivos técnicos y los dineros de que se dispone y se permita obtener mejores resultados, en beneficio del capital humano de Chile”.

La Ley N° 12.084 que extiende el ámbito de acción de la Universidad de Chile a la zona norte, publicada el 18 de agosto de1956. Se trata de la “Ley sobre impuestos a las compra ventas, permutas e introduce modificaciones a las leyes de impuestos que señala”, y la Ley Nº 12.462 que Aumenta la Asignación familiar y modifica las leyes que indica. Publicada el 06 de julio de 1957. Salvador Allende, en su calidad de Senador, propuso en la tramitación de este proyecto un artículo relativo a la asignación prenatal para la mujer a partir del sexto mes de embarazo, según consta en la Sesión del Senado, del 13 de noviembre de 1956.

Para leer,  ver y revisar más artículos, haga click aquí:
www.luiseaguilera.cl

Luis E. Aguilera
Secretario General
Sociedad de Escritores de Chile (SECH),
Filial Región de Gabriela Mistral-Coquimbo
Fonos (56-51) 227275  Celular 90157729
luiseaguilera.57@gmail.com
luiseaguilera02@gmail.com
www.luiseaguilera.cl
La Serena – Chile




Bancada PC adelanta cuatro proyectos para enfrentar sequía legislativa del gobierno de Piñera

El jefe de la bancada del Partido Comunista, diputado Daniel Núñez, profundizó en la necesidad de coordinación en la oposición para revertir la falta de iniciativas desde el Ejecutivo. Para la bancada PC es altamente posible que antes de agosto la agenda de la oposición comience a ser despachada desde la Cámara.

Ante la falta de iniciativas legislativas por parte del Gobierno de Sebastián Piñera, desde la bancada del Partido Comunista se está promoviendo la concreción de una agenda de oposición que pueda ser tramitada rápidamente en los próximos dos meses. Es por ello que incluso se le solicitará a la presidenta de la Cámara, Maya Fernández, que pueda someter a votación en Sala dichas propuestas.

Según detalló el diputado Daniel Núñez, desde la bancada del Partido Comunista centrarán sus esfuerzos en esta primera instancia en cuatro proyectos emblemáticos de la bancada que podrían ser despachados desde la Cámara antes de agosto. Estos proyectos serán: expropiación de SQM, la rebaja de jornada laboral a 40 horas semanales, Goles para Todos, y el fin del control preventivo del Tribunal Constitucional.

“Hay un muy buen ánimo de la oposición de unirnos y enfrentar la sequía legislativa del Gobierno. Aquí hay un Gobierno que no hace la pega, que no hace los proyectos de ley y todo indica que vamos a seguir así, por lo tanto es el momento que los diputados y las diputadas  nos pongamos las pilas”, sostuvo Núñez.

El diputado detalló que “tenemos la presidencia en la Cámara, tenemos las presidencias en las comisiones y podemos hacerlo. Por eso le vamos a pedir a la presidenta de la Cámara de Diputados, Maya Fernández, que ponga ciertos proyectos con urgencia, entre ellos, los de la bancada PC”.

“Esperamos que con esos proyectos de ley, que de aquí a fines de agosto salgan de la Cámara, pasen al Senado y empecemos el año 2019 con un conjunto de proyectos que son mociones parlamentarias aprobados y le demostremos a Sebastián Piñera que sí se puede legislar y en este caso lo está haciendo la oposición”, concluyó.

Cabe destacar que el proyecto de expropiación de SQM se encuentra en tabla en la Comisión de Constitución presidida por el diputado Hugo Gutiérrez; el proyecto “Goles para Todos” -que fue presentado en el 2015-, inició su discusión en la comisión de Cultura y Artes durante junio; el proyecto 40 horas se encuentra actualmente en la comisión de Trabajo; y la moción que pone fin al control preventivo del TC, que también se encuentra en la comisión de Constitución.