Declaración del poeta y premio nacional Raúl Zurita ante situación de Venezuela. PC lamenta reconocimiento de Chile a “representante” de Guaidó en el país

URGENTE/ LAS TRES ÓRDENES DEL DÍA:

Por: Raúl Zurita

1.- FUERA EL IMPERIALISMO DE VENEZUELA!

2.- FUERA EL IMPERIALISMO DE VENEZUELA!

3.- FUERA EL IMPERIALISMO DE VENEZUELA!

Nadie se puede desentender de la feroz agresión que el imperialismo norteamericano, así, con la terrible vigencia de esas viejas y grandes palabras, está llevando contra la república bolivariana de Venezuela. El guión ha sido cuidadosamente urdido y tiene incluso un nombre: es el guión Chile y la escena vuelve a repetirse, pero no como farsa como afirmaba Marks, sino como doble tragedia, como una tragedia que por sabida sobrepasa a la tragedia. Los Estados Unidos están repitiendo hoy en Venezuela exactamente lo que hizo en Chile en 1973, con la pavorosa salvedad que, de lograr su objetivo: exterminar el chavismo y apoderarse impunemente de la reserva de petróleo más grande del mundo, las consecuencias serán incluso más horrorosas, más bárbaras, más asesinas, que las consecuencias que tuvo para nuestro país la implantación de la dictadura, porque sólo el pueblo venezolano puede determinar el precio que está dispuesto a pagar por su dignidad, por su independencia, por su derecho a tener voz, sólo a partir de ese reconocimiento básico se podrá juzgar a Maduro. El imperialismo ha decretado su muerte como se la decretó a José Martí, a Augusto César Sandino, al Ché Guevara, a Salvador Allende, pero no es el imperialismo, sino el pueblo venezolano quien debe decidir si está con él, si le mantiene el apoyo que masivamente le otorgó en las últimas elecciones presidenciales.

Nadie, y hablo de la izquierda latinoamericana, puede hoy restarse al viejo grito de “yanky go home” y debemos gritarlo repitiendo la feroz actualidad de las viejas consignas “Trump, go home” porque ellas han y siguen concentrando lo más noble y esperanzado de nuestras vidas, su ansiedad de vientos, su necesidad de luchas y auroras, su adhesión a las muchedumbres que buscan el mar.

Volver a la verdad de las viejas rotundas palabras y gritemos por Venezuela y por todos los trabajadores y trabajadoras de la tierra, que somos anti-imperialistas, que creemos en la democracia con apellidos, aquella democracia que se construye a partir de la voz de las mujeres, de las pobladoras, de todos los pobres y marginados, de los desposeídos, de los trabajadores y de las trabajadoras, de los cesantes, de los jubilados con sus pensiones míseras, de los enfermos, para arrasar con las lacras de la explotación, y levantar como lo vio el joven Rimbaud, la voz infinita y libre de la humanidad entera, esa humanidad se juega hoy, y se juega en todos los rincones de la tierra. Venezuela es hoy en nombre de todos los rincones de la tierra.

****************************

DECLARACIÓN PÚBLICA

Ante el anuncio de prensa en que el señor Juan Guaidó, autoproclamado “Presidente de la República” en Venezuela ha designado un representante suyo en Chile, el Partido Comunista expresa:

1. La  decisión de este personaje de designar representantes en diversos países, sólo reafirma el carácter provocador,  papel que el gobierno norteamericano le ha encargado jugar en esta burda provocación contra el gobierno constitucional del Presidente Maduro.

2. Su acción carece de todo sustento jurídico, tanto a nivel nacional como internacional, y transgrede lo establecido por la  Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas. Además incurre  en conductas  que merecen sanción penal como son la usurpación de funciones públicas, entre otras diversas.

3. Lamentamos que ante esta nueva provocación el gobierno de Sebastián Piñera haya seguido el juego vulnerando los tradicionales principios de la diplomacia chilena. Es hora de que los gobiernos latinoamericanos reafirmen su independencia y dejen de prestarse para las maniobras golpistas del gobierno de Donald Trump.

4. Reiteramos la urgencia de buscar una solución política a la crisis de la República Bolivariana de Venezuela, la cual debe estar radicada en el respeto irrestricto a la soberanía del pueblo venezolano. Toda injerencia externa sólo agravará la crisis, y nadie puede pedir a un pueblo que renuncie a su soberanía para decidir su futuro.

A quienes incitan desde fuera sin importar las vidas del pueblo, señalamos que ello constituye una irresponsabilidad criminal, cuya proyección y gravedad resultan inestimables para la región en su conjunto.

PARTIDO COMUNISTA DE CHILE.

Santiago, 30 de Enero de 2019,