Las finanzas del PC: Una tarea de primer orden que no cejó ni en los comienzos de la dictadura

El área de finanzas del Partido Comunista siempre ha sido definida como un pilar fundamental en la política que desarrolla la colectividad. Una de sus protagonistas históricas es Flora Estay, más conocida como la “compañera Betty” la que posee ya 50 años de militancia. Betty reconoce que uno de los momentos más memorables fue la primera campaña de finanzas que se desarrolló en dictadura; por el contexto político histórico y por el estado en que se encontraba la estructura partidaria: devastada y continuamente descabezada por los organismos represores del régimen militar.

En 1976 se desataron las operaciones que tenían por objetivo la aniquilación de las dirigencias del PC, más conocidas como los casos Calle Conferencia I y II, ocurridos en mayo, noviembre y diciembre de ese año. Este duro golpe al corazón del partido repercutió en la militancia. “Empezamos a reagruparnos después que cayó Fernando Ortiz – miembro de la dirección del PCCH, detenido desaparecido- por lo que en marzo del ‘77 se inició inmediatamente una campaña de finanzas. Todo estaba decaído y desarticulado pero lo estábamos armando con gente que tenía experiencia dentro del partido. Hubo una tarea de dirección de hacer rápidamente campaña de finanzas”, recordó.

Betty sostuvo que para organizar la campaña decidieron hablar con un importante personaje de la música popular chilena, el fundador del sello Alerce (1975). “Fuimos a conversar con Ricardo García, porque él siempre lanzaba conjuntos artísticos y nos dijo estaba en formación el grupo Ortiga y nos comentó que podía ser la ocasión para lanzar la campaña de finanzas. Ellos actuaron y Ricardo  facilitó su casa en Pedro de Valdivia Norte para hacer la presentación”, declaró Betty. Junto con esto, sostuvo que “La “Hormiguita” (Delia del Carril, artista y segunda esposa de Pablo Neruda) nos había regalado un cuadro, un caballo. Para poder reunir más gente lo rematamos, el que llevó a cabo esta acción fue Antonio Ostornol, joven que pertenecía a la Jota, hijo de un gran militante”.

Como es habitual, para recaudar dinero se confeccionan vales donde los militantes o ayudistas entregan su aporte, “mandamos a hacer un talonario chiquito, tenía una paloma de Picasso y decía “una mano une a la otra”, y le dimos el significado de que peso a peso podíamos juntar”. Cuando se realizó el lanzamiento de la Campaña y del grupo Ortiga, siempre estuvo el temor de ser descubiertos: “Yo estuve fuera de la casa siempre, observando, para en cualquier momento evacuar, me tocó esa labor”.

Pero el objetivo de la campaña de finanzas no fue específicamente  recaudar grandes montos, “era una meta baja, el objetivo era  reunir gente para que supiera que aún había partido, porque ya habían caído todas las direcciones y había preocupación. También nos permitió saber quiénes éramos, atentos a no ver gente nueva, por la desconfianza”.

Esta campaña tuvo un sentido político, saber que estábamos  vivos. La idea era hacerlo a nivel nacional, pero los regionales no estaban bien armados aún. Esto daba un énfasis para los militantes, de que había gente trabajando. Yo creo que esa fue la principal tarea.” destacó Betty.

Flora Estay se refirió también a cómo ve las finanzas del partido hoy, comparándolas con los anteriores hechos relatados: “Veo que hemos avanzado bastante, el ‘79, ‘80 vivimos un poco con la colaboración internacional porque nuestra gente quedó sin nada. Yo las finanzas las veo más fortalecidas porque se recuperaron una parte de los bienes, entonces eso ha dado más seguridad de fondos y de las propiedades rescatadas. En el lapso de la dictadura no había nada, nos habían quitado todo”.

Para Betty Finanzas ha sido y será fundamental: “Creo que es lo más importante, fuera de lo político, porque vitaliza al partido. Cuando la gente vio que nos estábamos armando nuevamente-en el periodo de dictadura- comenzaron a colaborar más”.

La compañera Betty nunca cayó detenida, su vida está llena de historias que pocos tendrán la suerte de escuchar porque su compartimentación es de hierro, la que cree finalmente la mantuvo con vida. Actualmente la militante es merecedora de la medalla Luis Emilio Recabarren 2014 y forma parte de la Comisión Nacional de Finanzas del Partido Comunista y ya se prepara para una nueva campaña este 2018.




La inédita dedicatoria de Valentín Trujillo al votante de Piñera en su entrevista más cruda

(Vía eldinamo.cl y chilevision.cl)

“¡Y que querí, hueón!”…

Valentín Trujillo, el “tío Valentín”, se ha convertido en un ícono chileno: trabajó en Pin Pon, Sábados Gigantes y el Profesor Rossa, además de recibir distintos galardones a lo largo de su vida, incluido el Premio Presidente de la República. Hijo de profesora y minero, comenzó desde pequeño a tocar el piano, pero poco se sabía de su propia historia… hasta ahora.

En el programa “Mi Rincón” de CHV, el artista se confesó con Jean Philippe Cretton y contó cómo vivió uno de los momentos más duros de la historia nacional: el Golpe de Estado y el asesinato de Víctor Jara.

A Victor lo hicieron abandonar bárbaramente este mundo, él no quería. Yo comparo el cruel asesinato de Víctor Jara con lo que ocurrió con Federico Garcia Lorca en la guerra civil española”, expresó el destacado pianista.

(Es) un dolor inmenso que no se me quita, hay heridas que ya no se cicatrizan, esa es una de las heridas que no se me cicatriza, hay varias más, pero esa es una, no solamente a mi, si no a miles de chilenos”, continuó durante el programa, agregando que “a los que nos dicen, den vuelta la hoja. ¡Oye! no me mataron a un gato, fue un ser humano, un hermano, un hijo, un tío, un amigo…”.

“Me enteré de la muerte de Víctor Jara, arrancando, cuando me vinieron a buscar, tuve amigos que me escondieron, me echaron de la televisión, del colegio por pensar distinto, pero me cuidaron bien”, expresó, agradeciendo además la gestión de Mario Kreutzberger para volver a trabajar en Canal 13. Fue ahí donde se dio cuenta de lo que estaba pasando.

“Canal 13 estaba informado de todo antes del golpe… ¿Sabes quien era el director artístico? El cura Hasbún. Todos sabían (del golpe) menos nosotros, ni siquiera Salvador Allende. Salvador Allende el 11 de septiembre a las 10:3o de la mañana decía Augusto, que será de Augusto, pobre Augusto. No sabíamos nada, como no tuvimos idea de nada ahora en la última elección”, indicó. En esa línea, aseguró que “algún día la gente entenderá que no da lo mismo quien salga, eso de “hay que trabajar igual nomá” ¡Y que querí weón! ¡Claro que tenís que trabajar igual!”.

Asimismo, hizo una férrea defensa del Partido Comunista, tienda de la cual es militante. “Eso de hablar tan frivolamente, no leen nada, no analizan nada, o muy poco, y está bueno ya, eso del fantasma del Partido Comunista, ¡Hasta cuando! Lean algo, es un partido que ha estado toda la vida recto, de forma republicana, no ha dado nunca un golpe, en este país estoy hablando, no me hagan ir al extranjero, que a lo mejor la Revolución Rusa fue necesaria y llegó hasta donde tenía que llegar y ¿Qué dejó? un país culto”, expresó.

El “tío Valentín” concluyó con una potente frase: “con gente así dispuesta, de profesión matar gente, no se podía… de hecho todavía los estamos buscando”.