Imprescindible: Fernando Quilodrán (1936-2017)

En la mañana del día de ayer lunes 22 de mayo, falleció nuestro querido compañero Fernando Quilodrán.

Fernando Quilodrán nació en Curepto en 1936. Durante varios años fue director del semanario El Siglo, además de presidir la Sociedad de Escritores de Chile (SECH) los años 1999, 2001 y 2003. Además fue parte del Comité Central del Partido Comunista de Chile.

Entre sus obras más destacadas, se incluyen “Los materiales”, “Había una vez un pueblo”, “De tiempo antiguo y lluvia”, “Vitales mereciendolo”, “Un suicidio común”, entre otro sinfín de obras entre cuentos, novelas y poesías. El año pasado fue distinguido con el Premio a la Trayectoria SECH, el que reconoce y destaca la labor dirigencial de Quilodrán durante la presidencia de la organización.

Fue protagonista de una parte importante de la historia política, cultural y social de Chile, “Don Fernando” siempre estuvo preocupado por sus pares y su formación literaria, lo que se tradujo en su poesía, crítica y ayuda desinteresada. Su profundo amor hacia el Partido Comunista, sin duda será recordado eternamente.

Nuestro Partido y Chile lamenta profundamente su partida física. Estamos seguros que el legado de Fernando Quilodrán se inmortaliza en sus obras, su memoria, sus sueños y convicciones de una mejor sociedad, trascendiendo cualquier barrera de tiempo y vida existente.

Jamás olvidaremos toda su entrega en las luchas del pueblo chileno, en las calles y a través de su pluma, un ejemplo de coherencia y dignidad para todas y todos.

Su cuerpo estará siendo velado durante este martes en la Casa Michoacán de los Guindos, ubicada en la comuna de La Reina en Av. Lynch Norte 164. A las 19.00 hrs se realizará un homenaje. Mañana a las 11.00 hrs será su funeral desde el mismo lugar.

18582282_10155322707809556_2923652127311036187_n




Declaración Pública del Partido Comunista de Chile

Frente a la información de prensa publicada este miércoles 17 de mayo sobre la venta de inmuebles por parte del Partido Comunista de Chile, señalamos:

1. La decisión de vender los inmuebles, por medio de la venta de la sociedad desde la cual se administraban estos bienes, surge por ajustar nuestro patrimonio a la nueva normativa de financiamiento de los partidos políticos, donde solo 1/3 de los inmuebles pertenecientes a un partido pueden ser destinados a actividades económicas. Reiteramos que la decisión inicial de invertir nuestro patrimonio en la adquisición de bienes inmuebles se hizo bajo el convencimiento que era la mejor solución tanto para proteger nuestro patrimonio como para mantenerlo alejado de conflictos de interés o de riesgos financieros innecesarios.

2. La operación, como hemos mencionado, se realizó mediante la venta de la totalidad de las acciones de la empresa que administraba los inmuebles. Este proceso se realizó dando pleno cumplimiento a los requisitos legales establecidos para la venta de acciones y, asimismo, se ejecutó en condiciones normales para este tipo de operaciones, es decir, con una modalidad de pago a un plazo razonable para ambas partes involucradas.

3. La decisión de vender las acciones a la sociedad Progreso SpA, es una decisión que se encuentra dentro de nuestras facultades, en cuanto a escoger al mejor comprador según los propósitos fijados por nosotros. En este sentido, en primer lugar, se buscaron compradores que no estuvieran involucrados en operaciones de especulación económica, ni fueran pertenecientes a ningún grupo económico nacional, por lo anterior, no se descartó la venta a personas que tuvieran o pudieran tener cercanía con el PC, pues esta situación no los inhabilita para presentar una propuesta para la adquisición de las acciones.

4. En relación a la persona que actualmente administra la sociedad, señalamos que no es materia nuestra opinar sobre las decisiones administrativas que los actuales dueños de la sociedad puedan tomar en relación a la administración y disposición de sus inversiones. En este sentido, que el representante legal de la empresa sea un militante de nuestro partido no reporta desde nuestra posición ninguna relevancia en la operación ejecutada, tampoco tenemos opinión en la forma en que los actuales propietarios decidan manejar sus inversiones, siendo nuestro único interés y preocupación obtener el cumplimiento de los acuerdos de pago según las condiciones acordadas en su momento.

Comisión Política

Partido Comunista de Chile

logo90x90

Puedes descargar esta declaración aquí




“El pueblo puede tener un Presidente que lo represente de verdad, Alejandro Guillier”

Con un auditorio repleto de militantes, organizaciones sociales, dirigentes sindicales y sus principales representantes, el Partido Comunista de Chile proclamó al senador Alejandro Guillier como su candidato presidencial. El acto estuvo acompañado por la música de Max Berrú y Los Insobornables.

El primero en hablar fue el diputado Guillermo Teillier, quién ahondó en las propuestas programáticas planteadas por el Partido Comunista, además de destacar la vocación ciudadana y social de la candidatura.

“Consideramos que es sobre las bases de las grandes reformas sociales aprobadas o en curso que debemos plantearnos un nuevo programa de gobierno, que abra las puertas a más desarrollo”, mencionó el diputado Teillier.

Completar la reforma educacional, una importante reforma a la salud centrada en los principios de solidaridad, integralidad, igualdad, universalidad y gratuidad, una reforma al sistema de seguridad social basado en la cooperación, garantizar el efectivo derecho a contar con una información veraz y oportuna y adoptar medidas para solucionar problemas en vivienda, urbanismo y seguridad ciudadana, fueron los elementos centrales planteados por el diputado.

“Está en deuda la continuidad de la reforma laboral, para superar el carácter precario del empleo y mejorar las condiciones de retribución, tanto del trabajo asalariado como el de ingreso por cuenta propia”, agregó el timonel del PC.

También la integración de los pueblos indígenas que habitan nuestro país en un Estado plurinacional fue otra de las propuestas planteadas. Se agrega la consideración de que el Estado se haga cargo de la explotación del litio y de nacionalizar el agua ante una inevitable crisis hídrica.

“Estamos con usted, lo respetamos como candidato independiente y su vocación ciudadana. Chile puede, el pueblo puede, tener un Presidente que lo represente de verdad, Alejandro Guillier”, concluyó en su discurso Guillermo Teillier.

Por su parte, el candidato apoyado oficialmente por el PC (además del Partido Socialista y Radical), inició su discurso argumentando que su candidatura plantea un camino de continuar los cambios iniciados y de generar otros nuevos.

“Hay quienes pueden realizar estos cambios pero no quieren. Hay otros que quieren los cambios pero no pueden. Nosotros queremos hacer los cambios y podemos hacerlos. Y los estamos haciendo. Esa es la diferencia”, mencionó el senador Guillier.

“Hoy (las reformas) están en entredicho por parte de una derecha conservadora, que pretende retroceder en el tiempo y volver a una sociedad de privilegios donde importa más el lucro que los derechos de las personas”, agregó.

UN PROYECTO PAÍS QUE NOS COLOQUE DE CARA A LOS PRÓXIMOS 25 AÑOS

En materia programática, el candidato presidencial abordó distintos temas.

En relación a la economía, mencionó que “necesitamos crecer económicamente y vamos a crecer. Pero no haciendo más de lo mismo. Lo haremos manteniendo una vocación de libre comercio y cuidando los equilibrios macroeconómicos.

“Lo haremos marchando también hacia una Economía 4.0, sustentable, que tenga en su centralidad las Energías Renovables, la revolución digital; la ciencia, la innovación y el capital humano formado en la economía del conocimiento. Un paso para alcanzarlo será crear un Ministerio de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación”, agregó.

También, en la misma materia, aprovechó de referirse a la matriz exportadora del país, argumentado que “Chile tiene que exportar minería y no sólo minerales. Diversificar nuestra economía, desarrollar las cadenas de valor y los clúster regionales”.

Con un fuerte énfasis en un nuevo trato entre los actores públicos y privados, el senador enfatizó en hacer del Estado “un mejor socio para las Pymes” y de mejorar su capacidad en cuanto a fiscalización.

“Vamos a fortalecer la Contraloría General de la República y las Superintendencias. Pocas normas, pero firmes y claras. Y suprimiremos la puerta giratoria entre reguladores y regulados”, sostuvo.

En materia de protección social, el Senador Guillier propone equiparar la Pensión Mínima con el sueldo mínimo de manera responsable y en un tiempo y con recursos razonables. “Será nuestro objetivo inquebrantable”, planteó con firmeza.

Sobre Salud, Guillier planteó marchar hacia un plan único de salud, el que plantea “eliminar las asimetrías de información que en esta materia hoy perjudican a los usuarios, acotando el número de planes complementarios. Fortaleceremos las atribuciones de la Superintendencia de Salud para evitar los abusos de precios y la integración vertical entre prestadores y aseguradores”.

“Tenemos que promover los estilos de vida saludables en las escuelas y liceos, y en los lugares de trabajo. Mejorar la eficiencia y la eficacia de la salud a través de los grandes avances tecnológicos en la medicina. ¡La salud es un derecho y no un bien de consumo!”, enfatizó.

Sobre educación, la propuesta se centra en llevar la reforma educacional a las aulas, con foco en la calidad y, por sobretodo, en la educación pública.

“Tenemos que acabar con el paradigma que indica que la calidad se garantiza con la competencia entre alumnos y competencias, que hacen de los sistemas de evaluación, mecanismos de segregación”, apuntó.

“La desigualdad en Chile es de ingresos, es de oportunidades pero es también de género, es ambiental, es territorial y también demográfica pues nuestros viejos la pasan mal y los niño en situación vulnerable viven situaciones inaceptables, que corregiremos con energía”, sostuvo el candidato presidencial en materia de descentralización.

“Empoderaremos a las organizaciones sociales y a las juntas de vecinos para hacer de la participación social una promesa hecha realidad. La democracia nace en el barrio y la comuna”, argumentó.

Sin embargo, el candidato presidencial apoyado por el PC mencionó que todo esto necesita una Nueva Constitución, con elementos centrados en el reconocimiento de un país diverso, en relación a los pueblos y naciones que lo habitan, y desconcentración del poder hacia los territorios, además de que no permita ningún tipo de discriminación, sea de género, raza, etc.

“Queremos un Estado que, sin ser intervencionista, mire al largo plazo y cree las condiciones de desarrollo integral del país. Para esto necesitamos construir una gran mayoría social y política, que de sustento a este sueño”, añadió.

“LOGRAREMOS MÁS FIRMAS DE LAS QUE SE NECESITAN”

Tanto el presidente del PC como el candidato presidencial Alejandro Guillier coincidieron en el desafío actual de los partidos y ciudadanos que respaldan esta candidatura de centro-izquierda que es reunir las firmas necesarias para inscribirlo como independiente. “Tenga la seguridad de que lograremos más de las que se necesitan para inscribirlo como candidato, y que usted será el próximo Presidente de la República”, afirmó el timonel del PC.

“Recorramos las ciudades y pueblos, los campos y las caletas, hablemos con los vecinos, con nuestros amigos. Conversemos con nuestras familias, con los colegas del trabajo y del estudio. Que nuestros jóvenes se movilicen, al igual que los viejos militantes y los comunistas de corazón que pese a vivir en el extranjero son parte de la patria”, señaló el candidato presidencial PC-PR-PS.

“¡Los invito a que juntos hagamos esta gran marcha por Chile! ¡Aquí no sobre nadie!”, concluyó en su discurso Alejandro Guillier.

Encuentra el discurso de Alejandro Guillier en este link




Discurso del Presidente del Partido Comunista de Chile en proclamación presidencial de Alejandro Guillier

PROCLAMACIÓN DE ALEJANDRO GUILLIER.

Compañeras, compañeros.

Amigas, amigos:

El 23 de abril se realizó una gran asamblea de comunistas en el teatro Caupolicán de Santiago, lo repletaron unos 5000 militantes y adherentes, desbordantes de alegría y entusiasmo, por el éxito obtenido en la campaña de refichaje.

Ese día, era propicio para proclamar  nuestra candidatura presidencial, pero sin embargo, el PC hizo ese día un gran gesto en aras de la unidad de la centro izquierda, postergamos la proclamación porque pensábamos que aún era tiempo de llegar a acuerdo para definir una candidatura única en primarias legales.

Lamentablemente no se logró concretar la elección de un candidato único en primarias.

Es por esta razón que hoy, en este acto solemne, sencillo, pero de alta significación, en nombre y representación del Comité Central y del conjunto del Partido Comunista de Chile,  proclamo, como nuestro candidato a la Presidencia de la República, al Senador Alejandro René Guillier Álvarez.

Y, siendo coherentes con la candidatura ciudadana que usted representa, están presentes en este salón  dirigentes sociales de todos los ámbitos: dirigentes sindicales, de la minería, de la construcción, del metal, del retail, de las ferias libres, del transporte, de actividades marítimas y portuarias, de la pesca,  del sector público, dirigentes poblacionales, de mujeres, de la tercera edad y pensionados, de clubes deportivos, de la diversidad sexual, de pueblos originarios, de los estudiantes universitarios y secundarios, de la pymes, de cooperativas, de usuarios de la salud, de discapacitados, de los sin casa y comités de vivienda, de campesinos, temporeros y migrantes. Está representado el mundo  intelectual y académico, premios nacionales de arte, escritores, pintores, actores, músicos, cantantes. De los medios de comunicación. Están representadas las diversas organizaciones de derechos humanos, de nuestros detenidos desaparecidos, exonerados, ex presos, torturados y exiliados.

Es en estas manos, que representan y conocen la realidad de nuestra sociedad, que dejamos vuestra candidatura.

Y lo hacemos con la seguridad que usted es el único candidato de centro izquierda  que puede y está en condiciones de derrotar a Piñera en primera o en segunda vuelta.

Como lo dijimos en el Caupolicán, iremos a las calles, a los casa a casa, para comunicar, a las chilenas y chilenos, in extenso, las leyes aprobadas o en trámite de este período de gobierno en que hemos participado, que favorecen a los jóvenes, a las mujeres, a los niños, a los adultos mayores, a los trabajadores, a los pueblos originarios, para solicitarles con toda claridad que nos acompañen para defender estas reformas y conquistas de la voracidad del piñerismo que pretende eliminarlas para seguir haciendo negocios con la educación, los fondos previsionales, con la salud, con los derechos de los trabajadores y que, como guinda de la torta, propone  bajarles los impuestos a los ricos, o sea, a él mismo y a un puñado de sus principales socios.

Consideramos que es sobre la base de las grandes reformas sociales aprobadas o en curso que debemos plantearnos un nuevo programa de gobierno, que abra las puertas a más desarrollo, que supere el agotamiento del modelo neoliberal de mercado “rentista”.

Es posible  crecer de manera estable, morigerando  la dependencia de los vaivenes cíclicos de la economía mundial, en una relación más armoniosa y racional entre la globalización y el desarrollo de capacidad productiva interna, que provea de puestos de trabajo estables y salarios dignos.

Chile reclama un Estado Solidario que oriente el crecimiento del país, garantizando que la renta de nuestros ricos recursos naturales tenga como destino principal el bienestar de los habitantes de Chile, para ir terminando con la profunda desigualdad que impera en nuestra sociedad. Un Estado que asegure a la vez un desarrollo sustentable, basado en estándares que protejan el medio ambiente tan afectado por la depredación.

La mayoría del país, el pueblo soberano, está por la aprobación de una Nueva Constitución, que refleje y organice institucionalmente los grandes desafíos de la sociedad chilena en el siglo XXI, que garantice los derechos fundamentales de los chilenos.

Como lo dijimos en el Caupolicán, vamos a proponer para una discusión de programa, completar la Reforma Educacional, que provea el derecho a una educación pública, gratuita y de calidad a todos los infantes, niños y jóvenes, chilenos o residentes en el país; ii) iniciar una importante reforma de la Salud, instalando los principios de Solidaridad, Integralidad, Igualdad, Universalidad y Gratuidad como ejes rectores; iii) realizar una profunda reforma al sistema de Seguridad Social, que contenga como uno de sus componentes esenciales un sistema universal de Pensiones basado en la cooperación intra e intergeneracional (un fuerte pilar de reparto); iv) garantizar el efectivo derecho a contar con una información veraz, oportuna y diversa y el derecho a una institucionalidad cultural que dé cuenta de esa diversidad y sea garante de su incorporación al proceso educativo. v) adoptar medidas que avancen en la solución de los principales problemas que hoy deterioran severamente la calidad de vida: carencias en vivienda y urbanismo; transporte público y seguridad ciudadana.

Está en deuda la continuidad de la Reforma Laboral, para superar el carácter precario del empleo y mejorar las condiciones de retribución, tanto del trabajo asalariado como del ingreso por cuenta propia.

Creemos en el derecho a vivir en Chile en la vigencia plena y permanente de los Derechos Humanos, sin ser objeto de discriminación de ninguna especie.

 Pensamos como necesario superar las odiosas discriminaciones de género, de edad o de origen racial. Estamos por la integración armoniosa de todos los pueblos que habitan el territorio en los marcos de un Estado plurinacional.

Se necesitan programas efectivos para combatir la delincuencia.

La ciudadanía exige terminar con la corrupción que emerge de grandes empresas, que contamina la política y que campea incluso en instituciones armadas y policiales.

Y por cierto nos hacemos cargo de la demanda para que el estado chileno tome en sus manos la explotación del litio, una de nuestras riquezas fundamentales.

Y respecto de la crisis hídrica que vive el país pensamos que debemos avanzar hacia la nacionalización del agua.

Estimado senador y candidato:

Estas son algunas propuestas gruesas, sabemos que usted está avanzando con responsabilidad y mucha acuciosidad en un Programa de Gobierno, queremos contribuir a la formulación del programa, pero como usted mismo lo ha dicho y estamos muy de acuerdo en ello y lo vamos a acompañar y reforzar ese proceso, que usted ya ha comenzado y que no es otra cosa, que la imprescindible participación de la ciudadanía, en la construcción de nuestro programa de gobierno.

Confiamos en usted como candidato, confiamos en que mantendrá a firme la unidad de la centro izquierda como garantía de triunfo y que nos encontraremos siempre en el propósito de servir al país, de avanzar en democracia y justicia social, en el respeto a los derechos humanos, en la tarea de terminar con la brecha de desigualdad que agobia a nuestra sociedad y que en el ámbito internacional sabrá conducir al país en la defensa de su soberanía en su más amplia expresión, teniendo como principal norte la Paz en el  mundo, la integración de nuestros países latinoamericanos, la no injerencia, la solución política y pacífica de los conflictos, el respeto por los derechos de las personas.

Estamos con usted, lo respetamos como candidato independiente y su vocación ciudadana.

Tenga la seguridad que lograremos más firmas de las que se necesitan para inscribirlo como candidato, y que usted será el próximo Presidente de la República.

Chile puede, el pueblo puede, tener un Presidente que lo represente de verdad,  Alejandro Guillier.